Google+

18 de junio de 2014

Señor secretario


José Fariña Jamardo es otro de los 'hijos adoptivos' de Getafe. Nació el 26 de abril de 1919 en Caldas de Reis (Pontevedra). Sus primeros recuerdos estaban ligados, allá en su aldea, con la situación de la España de aquel tiempo; en una entrevista que le hizo la revista Madrygal, aseguró que su memoria empezaba con el final de la guerra de Marruecos a través de las imágenes de sus vecinos cuando salieron a la calle 'vestidos de mouros', llevando en medio a un pelele que representaba a  Ab-el-Krim, esposado, cantando aquello de 'Ab-del-Krim esta herido de un balazo que le dieron. Calla, calla alecrín que poco mal te hicieron'. Su infancia pasó en el transcurso de la dictadura de Primo de Rivera y los vaivenes de la Unión Patriótica. La república llegó a su aldea natal como preludio de un carnaval sangriento. En febrero de 1936, el 'Entroido' gallego se politizó de manera singular. Las típicas máscaras salían a la calle con propaganda de uno u otro bando. «El 'alzamiento' produjo un miedo enorme, muchos crímenes y persecuciones», aseguraba Fariña Jamardo.

En el trascurso de la guerra civil movilizaron su quinta y tuvo que incorporarse al ejército 'nacional'. Estuvo en Aravaca  y en la Ciudad Universitaria. Al final de la contienda ingresó en la Academia de Alféreces Provisionales de Granada, obteniendo esa graduación y siendo destinado a las Islas Baleares.

En el año 40, estando destinado en Galicia, se 'apuntó' a unas plazas de magisterio que salieron y, sacándolas, claro está,  le mandaron a Gijón para hacer prácticas. Los vencedores  imponían no solo la historia; también a los maestros. En el año 42, de nuevo, se incorporó al ejército, a la vez que  empezaba los estudios de derecho.

Su destino quedará marcado a finales de 1945 cuando aprobó la oposición para Secretario Municipal. Al finalizar los cursos en la Escuela de Administración Local, cogió plaza en Carbia, hoy perteneciente a Vila de Cruces (A Coruña). Casi de inmediato se casó con María Elena Tojo Barreiro, una maestra gallega, hija de maestro, con la que convivió toda su vida y que le sobrevivió sólo unos meses.

En Carbia estuvo hasta el año 49, hasta que le dieron la plaza en O Carballino, donde permaneció diez años. O Carballino es  uno de los municipios más estrechamente ligados a la trayectoria de Fariña Jamardo. Allí florecieron sus dos vocaciones. La literaria y la administración local. Empezó a escribir, unas veces en castellano y otras en gallego, en el semanario 'Ambiente', órgano de Acción  Católica. También publicó su primer libro de versos, 'Carballino' y creó el Boletín de Información do Concello donde se daba cuenta de la actividad municipal más árida, gastos, ingresos o sesiones, hasta el 'Noticiario Municipal' con un cierto carácter literario. Fariña Jamardo era el fundador del periódico y su único redactor.

A punto de empezar la década de los sesenta, en febrero de 1959, aceptó un empleo en una empresa privada en Madrid. Durante una década fue director administrativo en Madrid de Barreiros Diésel, y luego de Chrysler España. Al mismo tiempo le concedieron la secretaría de Cáceres, optando por solicitar la excedencia para no desplazarse a Extremadura. En el año 1970 volvió a la administración local consiguiendo plaza en el municipio de Corral de Almaguer.

En 1973 llegó a Getafe tras obtener la plaza de secretario del Ayuntamiento de Getafe.  Al poco tiempo sería designado alcalde Angel Arroyo Soberón, figura clave, con quien transitaría desde la dictadura hasta la democracia en una transición municipal que finalizó con la elección de Jesús Prieto de la Fuente.

Fariña Jamardo, como había hecho en Carballino, demostró que lo suyo y la prensa, la crónica y la historia era una cuestión de vocación personal que compartía con el conocimiento de la Administración Local.

En enero de 1975, con el dictador aún en vida, el Ayuntamiento de Getafe inició la publicación de un boletín de información muncipal bajo el título de 'Getafe', subrayando el topónimo con el calificativo de 'Centro y Corazón de España'. El impulsor de la iniciativa y director fue el secretario del Ayuntamiento, José Fariña Jamardo.

Fotografía usada como portada
para el  libro La población de Getafe  (1984)
Era una época de aluvión humano  y disgregación cultural. La población de Getafe a medidos de los años setenta estaba formada por un aluvión de distintas regiones que se fueron asentando en una simple y descuidada ciudad dormitorio del área metropolitana; el 70 por ciento de los vecinos habían nacido fuera de Getafe. El nuevo boletín  municipal potenciaba secciones históricas como las Notas sobre el Getafe del siglo XVI, que Fariña Jamardo inició en octubre de 1976, 'Del antiguo Getafe' o 'Hace 100 y 50 años'. José Fariña Jamardo valoraba positivamente el trabajo que se realizaba en el Boletín Munincipal, según indicó en el prólogo de uno de sus libros,  y que era posible «gracias a los 'entusiastas' investigadores locales como el párroco de la iglesia de la Magdalena, Rafael Pazos Pría, Manuel de la Peña, Marcial Donado e Isabel Seco».

El apoyo de Ángel Arroyo Soberón y las buenas relaciones del primer edil en el seo de la Diputación de Madrid, consiguieron que Fariña Jamardo  publicara dos estudios: La población de Getafe y El getafe del siglo XVIII al que "dedicó tres años de su tiempo libre", un trabajo que él mismo calificó en el prólogo como una 'historia singular, atípica y, por su origen, municipal y espesa, parodiando al poeta nicaragüense. ["La arquitectura del modernismo es laberíntica, la esctulrua teratológica, la pintura difusa, la música estrepitosa y barahúnda, y la poesía anárquica y algarabía".  'Almas niñas, versos novos. Atrio de José Zahonero. Peristilo de Vicente Casanova. Cripta de Sinesio Delgado. Y... no va más', obra de Quintiliano Bueno, en la que se parodia el modernismo de Rubén Darío].

El 9 de diciembre de 1976, José Fariña Jamardo, sin ser Cronista Oficial, participó como ponente  en la la primera reunión fundacional de la Asociación Española de Cronistas Oficiales (AECO) que tuvo lugar en Toledo.

El Pleno del Ayuntamiento nombró Cronistas Oficiales de la Villa de Getafe a Ángel del Río López el 6 de septiembre de 1977, y a José Fariña Jamardo y a Manuel de la Peña Rodríguez-Martín el 6 de marzo de 1978. Apenas tres meses después, el 24 de junio de 1978 se constituyó la Asociación Española de Cronistas oficiales de  en la que  “participaron personalmente 27 Cronistas y otros 38 lo hicieron mediante delegación”. Según Manuel de la Peña, en su crónica de la referida Asamblea: “Primera Asamblea de Cronistas Oficiales”, publicada en la revista Impacto Municipal de Getafe asistieron 35 Cronistas. Allí, de una manera u otra, en una asamblea o en la otra, estaban los tres flamantes cronistas oficiales de Getafe.

José Fariña Jamardo, el primero por la derecha de la fila inferior, posando tras
la constitución de la Asociación Española de Cronistas Oficiales 


El Boletín de Información Municipal vivió una época dorada con artículos de los investigadores locales citados, además de los  suyos que servirían como base para la publicación de los libros sobre Getafe. Fariña  Jamardo era el 'alma' de la publicación que se completaba con el artículo en portada del alcalde y las numerosas colaboraciones del edil Sebastián Carro Sánchez. Fariña indicó el camino y otros, como Carro lo recorrió de principio a fin, descubriéndose públicamente como un auténtico 'animal político', incansable cronista y vecino reinvidicativo, aunque mal poeta. Allí estaba el germen de lo que luego fueron el periódico Acción Getafense o la Nueva Gran Piña.

Tras las elecciones municipales de 1979 y la llegada de Jesús Prieto como alcalde, el boletín municipal cambió de tercio. Ahora incluye nuevas secciones y artículos como Correspondencia entre Pablo Iglesias y Enrique de Francisco (1910-1924). «Aunque parezca mentira, ... decía al principio el articulo firmado por Victor Manuel Arbeloa, presidente del Parlamento Foral de Navarra. [Enrique de Francisco Jiménez nació en Getafe el 1 de mayo de 1878, iniciándose en la logia masónica Iberia de Madrid el 9 de febrero de 1905 con el nombre simbólico de "Carlos Marx"; de Francisco era dependiente de comercio].

La transición [democrática] municipal en uno de los pueblos más importantes y luchadores del llamado 'cinturón rojo' de Madrid estaba hecha. En Getafe había un alcalde socialista. Y la etapa de Fariña Jamardo en Madrid se había acabado. En 1981 fue nombrado secretario de la Diputación de Pontevedra, dejando atrás los ocho años que pasó en Getafe.

El 18 de diciembre de 1981, la Junta Directiva de la Real Academmia de la Historia  le eligió como miembro 'correspondiente'  por la provincia de Pontevedra. La categoría de Académico correspondiente se creó el 23 de marzo de 1770 para historiadores de mérito que residiesen fuera de la Corte o en el extranjero.



En 1983, al resultar elegido al frente de la Diputación de Pontevedra, Mariano Rajoy  contó probablemente con el mejor organigrama administrativo que tuvo nunca aquella institución, y esa circunstancia le facilitó mucho su labor presidencial. Fariña Jamardo había dejado definitivamente de ser José para ser Xosé. Fariña era el tipo perfecto para la misión; estaba curado de espanto y tenía más que cumplidas sus expectativas profesionales tras jalonar una brillante trayectoria en la administración pública y en la empresa privada.

Xosé Fariña Jamardo, en el año 2005
Rajoy había coincidido anteriormente con Fariña en la Mesa del Parlamento de Galicia, donde ejerció como primer oficial mayor, función que simultaneó con su trabajo en la Diputación de Pontevedra. Su doble condición de renombrado especialista en Administración Local y de reconocido galleguista valió a Fariña aquella encomienda especial cuando la Xunta echó a andar. Allí se jubiló en 1986.

Dos años antes el Ayuntamiento de Getafe reeditó el libro 'La población de Getafe (1497-1982)'. Era alcalde Pedro Castro Vázquez. El diseño de la portada recayó entre mis ocupaciones en aquella época (1984) dentro del 'incipiente' gabinete de diseño gráfico al que me trasladé tras abandonar la Delegación de la Juventud y el área de Casas de Juventud que dirigí durante un tiempo. La fotografía fue tomada por Antonio Sansegundo.

Fue, además de lo narrado,  Vicepresidente del Colegio de Secretarios de Ourense, Presidente del de Madrid, secretario y luego Presidente del Colegio Nacional de Secretarios, Interventores y Depositarios de España, profesor y jefe de estudios del Instituto Nacional de Administración Local, Oficial Mayor del Parlamento de Galicia, durante su constitución y primera etapa;  con posterioridad fue nombrado Asesor. Hasta su muerte formó parte como académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, y fue miembro de número del Instituto de Estudios de Administración Local. Y eso, si no se nos queda nada entre la documentación consultada. El Ayuntamiento de Getafe le nombró Hijo Adoptivo y Cronista Oficial. Varios municipios gallegos han dado su nombre a calles en recuerdo de nuestro querido y prolífico señor secretario.

Xosé Fariña Jamardo falleció el 19 de agosto de 2008.











OBRA PUBLICADA:

Instrucciones a los alcaldes de barrio y celadores para el mejor desempeño de su función. Antúnez. Pontevedra. 1948.
Señor Secretario. Premio Certamen de novela. 1955.
Carballino. Poemas o exito vello pra unha vila nova. Gallego. Carballino. 1957
Mosaico municipal. Certamen. 1961
Guía de Carballino.  Rústica. Numerosas fotografías en blanco y negro. por Rizo Publicidad. 1961.
Historias de la Brea. Novela. En castellano. 1964.
Pepiño. Premio Valle Inclán de novela. Delmo libros. Madrid. 1966.
Co sorriso nos beizos. Cuentos. En Gallego. Edit. Galaxia. Vigo. 1969.
A flor de piel. Rosas Bayer. Barcelona. 1969.
O mesón do birollo. Nos. Buenos Aires. 1971.
Señor Secretario. Tercera Edición. Certamen. 1974.
La parroquia rural en Galicia. Premio Marqués de Carbó. Insituto de Estudios de Administración Local. Madrid, 1976.
La vida municipal es así. Municipalia. 1976.
 A persoalidade da parroquia galega. SEPT. Vigo. 1976.
La balada del wolfram. Novelas y cuentos. Editorial Magisterio Español. Prólogo: M. Blanco Tobio. Ilustrado con una fotografía del autor. Madrid. Madrid. 1977.
Agonía y muerte del Municipio rural. Certamen. 1977.
El Getafe del siglo XVI. Cisneros. Madrid. 1978
La población de Getafe. Diputación. Madrid. 1978.
A Liña.Carballiño- Ribadavia, treinta y oito minutos. En gallego. Novela. Alfer. Vigo. 1980.
El habitat gallego. Diputación de A Coruña. 1981.
A feira do Carballiño. En gallego. Novela. Alfer. Vigo. 1981.
La población de Getafe. Ayuntamiento de Getafe. 1981.
El Getafe del siglo XVIII. Ayuntamiento de Getafe. 1981.
Concellos abertos na Limia. Xunta de Galicia. 1982.
La población de Getafe: 1497-1982. Reedición. Ayuntamiento de Getafe. 1984.
Tiroliro a sete voces. En gallego. Novela. 1984.
—La entidad local menor y su proyección en Galicia. 1985
El pequeño mundo de la vida local. Artículos. Diputación provincial de Pontevedra. 1986
La Diputación de Pontevedra: 1836-1986. 1986
O nacemento dos axuntamentos da provincia de Pontevedra. En gallego. Premio Diputación y Losada Diéguez.
A parroquia rural en Galicia. En Gallego. 1986.
A Deputacion de Pontevedra: 1836-1986. En Gallego.  1986.
Golfaróns de sangue. Novela. En gallego. Ediciós do Castro. 1989.
Os Concellos galegos. Parte xeral. En Gallego.  1991.
Os Concellos galegos. Parte Especial. En Gallego.  1993
Nacemento, evolucion e desnreolo dos concellos pontevedreses. En Gallego.  1998.
Historia de las Rías. Editado por El Faro de Vigo y la Fundación Caixa Galicia.
Pepiño. Reedición de la novela en gallego. 2003.
Coa alma espida. Poesía. En gallego. 2003.
Unha vida calquera. Novela.  En gallego. 2006.
Memorial de Xoaquín Pérez. Novela publicada tras su muerte. 2010

***

Sobre artículos publicados en prensa o revistas, el Ruiz del Castillo (1969), el de O Centolo de ouro (1972), Pontevedra, Capital de las Rías Baixas (1975), Julio Camba (1984), La flor de la Camelia (1985) y el Premio Galicia de Xornalismo, otorgado por la Xunta en 1985. Sus colaboraciones prensa y revistas fueron muy numerosas, lo mismo que en conferencias, pregones, folletos, en especial sobre historia local. En 1982 le fue concedido el premio  Otero Pedrayo al conjunto de su obra.




No hay comentarios: