Google+

7 de octubre de 2008

La distancia es la salvación

Martes, 7 de octubre de 2008
08:12 horas

Ha llegado el momento de la separación. Chichí se ha mudado para sus nueva dependencia, con sus piedras, su agüita sin cloro y... su teléfono móvil funcionando. Hemos deshabilitado el tono "sony-ericsson" y las vibraciones, para transformarlo, al igual que hacen los niños que lo llevan al colegio, en un comunicador silencioso. Ver quién llama, recibir y mandar mensajes. Es fabuloso. De esta manera, creemos que Chichí no se estresará con el ruidito del móvil o las ondas que podría provocar el vibrador ¿habrá algún tono tipo "llamada de rana macho"?). Sólo recibirá la radiación electromagnética del móvil.

Vamos a solicitar ayuda de cuantas personas sea posible, de nuestros familiares, hermanos, padres, a nuestra sobrina Lucía, a los amigos y compañeros de Fernando, a sus padres y a otros conocidos para que llamen a la rana. Y a ustedes, queridos lectores, también se lo pedimos. Llamen a la rana Juana. No es una broma y tampoco les va a costar nada, ni un céntimo de euro, salvo algo tan preciado como su tiempo. No creo que Chichí atienda las llamadas. Si, en cambio, les va más el rollo de los mensajitos, también pueden mandar un sms, aunque esto último sí les pasará factura.

Anoten; su número de teléfono es el XXXXXXXXX. Vamos, colaboren; al final, la rana tendrá el móvil mientras le dure la batería, o si lamentablemente se hace realidad la predicción del científico ucraniano , durante un sólo día. Finalmente intentraremos enviar un mensaje con el resultado a todos nuestros colaboradores. Sin embargo, la rana no estará pegada o "adosada" al móvil, lo que podría salvarle la vida. Remedando tristes boleros, la distancia no es el olvido, en este caso [podría ser] es la salvación. Simplemente alejando el móvil un centímetro o dos de la oreja nos puede salvar, a la larga, de algún trastorno o enfermedad. No confundamos la voz con la gente, el pan con las ganas de comer o el teléfono con la persona amada.

"No existe un momento del día
en que pueda apartarte de mí
el mundo parece distinto
cuando no estás junto a mí.

No hay bella melodía
en que no surjas tú
ni yo quiero escucharla
si no la escuchas tú.

Es que te has convertido
en parte de mi alma
ya nada me consuela
si no estás tu también.

Más allá de tus labios
del sol y las estrellas
contigo en la distancia
amada mía estoy".

Mientras dure el experimento intentaremos hacer algunas reflexiones sobre el teléfono movil, las antenas de telefonía y la radiación ¿Solo 24 horas? ¡Qué corta es la vida! Aprovechémosla. Llamen, llamen. Colaborar es gratis. Teléfono XXXXXXX.


Martes, 7 de octubre de 2008
08:15 horas

Tres minutos después, hacemos la primera llamada. Juana está tan tranquila encima del teléfono. La rana, como era previsible no coge el teléfono. Pero al minuto empieza a tener una actitud extraña. Pretende huir. La naturaleza es sabia; Juana intenta alejarse de la radiación. ¡Se ha subido hasta el techo del acuario! Es una actitud y un gesto que no había mostrado hasta ahora. Juana se está poniendo nerviosa. Sabe, desconocemos por qué extraño mecanismo, que debe alejarse de ese nuevo elemento que hemos incorporado al acuario. Ni tan siquiera la "llegada" de comida fresca (un super grillo) la ha animado.

Juana se pone nerviosa con la primera llamada

video

Intentando escalar el acuario

video

----------------------------------------------

<< Anterior . Posterior >>

No hay comentarios: