Google+

7 de enero de 2008

Escucha el ruido del viento al gritar

En el mismo momento de conocer la intención del gobierno municipal de aprobar en el Pleno del Ayuntamiento de Getafe el convenio "preparado" por AENA, y "aceptado" por el Ministerio de Defensa y Ayuntamiento de Getafe, por el que se acuerda abrir la base aérea de Getafe a vuelos privados, inicialmente, de la llamada aviación ejecutiva, sospechamos de la urgencia de la decisión; precipitada y oculta, hasta el último momento. Cuando el interés general se convierte en el menos general de los intereses es seguro que hay "gato encerrado".

Decimos que el convenio lo preparó la empresa pública AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), adscrita al Ministerio de Fomento, porque así lo sospechamos. A favor de nuestra opinión, no sabemos si vale como prueba, es el desconocimiento del documento por parte de de la primera Teniente de Alcalde, Sara Hernández, que en la comisión en la que se trató el tema aseguró que se se abría la posibilidad de usar la base aérea para unos 25 vuelos al día y que a cambio Getafe recibiría, claro, el oro y el moro. Tan bien urdida estaba la mentira, o la ignorancia de la mandataria local, que hasta el PP apoyó inicialmente la propuesta; luego, tras rectificar en el Pleno, han iniciado una campaña de recogida de firmas contra el proyecto. Incluso el alcalde, en nota de prensa emitida el día 17, el mismo día del pleno que lo aprobó habla de la misma cifra de aeronaves. Lo mismo el primer edil tampoco lo conocía.

Sin embargo el convenio que se puede descargar en la página web municipal asegura en su cláusula novena, de forma clara, que si se llegan a superar las 100 operaciones diarias (incrementado con un 20 anual, fíjense, no dice diario) deberán reunirse las partes firmantes para redefinir el convenio. Una sencilla multiplicación y una suma nos da un total de 43.800 (que seguramente haya que dividir entre los cinco días a la semana en que funcionan este tipo de vuelos). Total, entre 140 y 170 vuelos diarios. Suponiendo que no haya demasiado tráfico, Getafe se ve abocada a recibir un vuelo aéreo cada cuatro o cinco minutos. Genial, señor alcalde.

El Pleno del Ayuntamiento de Getafe aprobó el convenio con los términos que necesitaba AENA con los votos de PSOE e IU a pesar que, de forma reiterada y reciente, habían enseñado las uñas ante la posibilidad de abrir la base aérea al tráfico civil. Es sorprendente este cambio de opinión tan radical. Si lo importante eran los vecinos, qué ha cambiado para que se tengan que aguantar. El tráfico áereo produce, fundamentalmente, tres molestias: el ruido, la contaminación y los accidentes; además de otras secuelas como la irritabilidad de los ciudadanos, el aumento de divorcios, enfermedades, alergias, ... y miedo.

Los políticos se empeñan en tomarnos por idiotas. Y es lo que más rabia nos da. Izquierda Unida que desde hace bastantes años aboga en el Congreso de los Diputados y en el Senado por eliminar los aeropuertos de las zonas residenciales, nos sorprendió con un inexplicable cambio de opinión y que supone una incondicional rendición a las tesis del PSOE de Getafe (que por cierto también ha cambiado de opinión). En otros municipios, ambos partidos, andan de la mano, con sindicatos y asociaciones de vecinos para oponerse a la ampliación de Cuatro Vientos o al Aeródromo de El Álamo, diseñado por la Comunidad de Madrid entre los términos de ese municipio y el de Navalcarnero.

Getafe se apropió hace algunos años del lema "Cuna de la Aviación Española" aún a sabiendas de su falsedad, con la colaboración y la ignorancia de algunos historiardocillos locales, de semejante lema. Si requerimos al buscador "universal" y tecleamos Cuna de la Aviación Española, además de cientos de entradas dedicadas a la cooperativa de viviendas getafense, gestionada por PSG, que lleva el mismo nombre y que se ha hecho famosa desgraciadamente por la cantidad de vecinos ilusionados con una vivienda y que han visto, y ven, como las casas se esfuman en la niebla de la confusión política y empresarial, el resto de entradas confirman los datos históricos. La Cuna de la Aviación Española estuvo, desde el año 1911, en el aeródromo de Cuatro Vientos. Además del origen, la cuna, Cuatro Vientos es la sede del Museo de la Aviación Militar y de la Fundación Infante de Orleans (FIO).

Desde el año 2001, la administración central (entonces con Aznar y otro "álvarez" en el Ministerio de Fomento) se ha empeñado en ampliar el Aeropuerto de Cuatro Vientos, dotando de más medios un aeródromo con una pista pequeña de 1500 metros, sin sistemas que permitiesen el aterrizaje de noche o en malas condiciones y que pretendía pasar de las 63.000 operaciones aeroportuarias (en 1999) anuales a las 177.000 previstas en el año 2015, llegando a estimar una capacidad para llegar alos 235.000 vuelos anuales (104 a la hora). Si se está interesado en el tema es sumamente ilustrativo el informe dossier elaborado por la Asociación de Vecinos de Carabanchel y la Plataforma PAU de Carabanchel.

El cambio de partido en el gobierno de la nación en el año 2004 no hizo cambiar los planes sobre Cuatro Vientos. Ni siquiera la existencia del PAU de Carabanchel; es más la zona residencial se veía como un estorbo. Uno de los responsables de Fomento se apresuró a negar en una comparencia en el Senado a instancias del representante de IU, Eduardo Cuenca, cualquier posibilidad de abandonar Cuatro Vientos.
Los numerosos accidentes provocados por aeronaves con destino o salida de Cuatro Vientos, el ruido y la contaminación aglutinaron la oposición de los vecinos de Carabanchel, Aluche, Leganés, Alcorcón ... Hasta el Alcalde de Madrid, Alberto Gallardón, solicitó -de manera un tanto oportunista-, el traslado de Cuatro Vientos; incluso adelantó la posibilidad de recalificar los terrenos para construir viviendas (qué original siempre, el alcalde constructor más importante de la historia). Por su parte la Comunidad de Madrid también solicitó su traslado y anexionar las 120 hectáreas ocupadas por el aeródromo al conocido Bosque Sur como una gran actuación forestal. Esperemos que ahora que ZP, José Luis Zapatero, se ha fijado (aunque sea tarde) que hay que plantar árboles, que salga la propuesta de Esperanza Aguirre y no la de los especuladores y listillos. Finalmente, en el año 2006, parece que el gobierno socialista ha tenido torcer el rumbo y ha marcado en su ordenador de a bordo los 40º 17’ N y 3º 43’ O con destino a la Base Aérea de Getafe

La pista del aeródromo militar getafense es el doble [de larga] que la de Cuatro Vientos (tres kilómetros) y está preparada para el aterrizaje y despegue a cualquier hora de la noche. Con un plan director redactado a quince años vista como el que se hizo para Cuatro Vientos es posible que en Getafe se puedan llegar a las 230.000 operaciones aeroportuarias al año mucho antes que los previsto en las instalaciones de Carabanchel.

El traslado del Museo de la Aviación a Getafe, proyecto que se ha encargado al arquitecto superstar , Norman Foster, conlleva, cómo no, el traslado de la Fundación Infante de Orleans. Esta Asociación está subvencionada por distintas administraciones entre las cuales cabe citar al propio Ayuntamiento de Getafe y a AENA. La Fundación organiza cada primer domingo de mes una exhibición con aviones antiguos; estos festivales aeronáuticos se trasladarán, puden creerlo, casi de inmediato a la base Aérea de Getafe. Suerte con las acrobacias.

Izquierda Unida se ha visto envuelta en una contradicción importante. Mientras batalló y lo sigue haciendo en contra de los aeropuertos de Cuatro Vientos y de El Álamo, apoyó con su voto local e incongruente la aprobación del convenio. Tras las primeras refriegas en la prensa local, por supuesto, en alguna de mirada independiente y crítica con el poder, Izquierda Unida, reculó, dicho esto en el sentido menos peyorativo. De sabios es rectificar. Incluso Gregorio Gordo se atrevió, aunque a toro pasado, a condicionar el aeropuerto civil de Getafe a la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Si esa era su excusa, por ignorancia, es una lástima. Si no es así, quedaremos a la espera. Los ciudadanos de Getafe se juegan más que los intereses opacos que apenas se vislumbran en la operación aeropuerto de Getafe. Otro informe ausente antes de la firma del convenio es el estudio acústico o "huella sonora" en el que, sobre un plano y centrados en la pista de aterrizaje y despegue se pintan lineas isofónicas (del mismo nivel de ruido). Estos informes, incáutos y crédulos ciudadanos, amigos y discrepante u hostiles lectores, se hacen y confeccionan a la medida de la propia AENA.

Por nuestra parte hemos preparado, conste que sin ninguna base experimental, sólo teórica y aproximada, lo que sería una "huella sonora" del Aeropuerto de Getafe.

Este asunto, y que nosotros creemos que convertirá en un puré la vida de numerosos ciudadanos, se la "refanflinfa" a los responsables de la idea y sobre todo a los responsables de AENA. Entre las consecuencias inmediatas que se desprenden de nuestra "huella sonora casera" es la afección de los cuarteles que el propio convenio establece como "pago" por abrir el aeropuerto a los vuelos ejecutivos y que el Ayuntamiento quiere, presuntamente, convertir en viviendas o en talleres para jóvenes artistas. La isófona de los 65 u 80 dB inunda totalmente la zona, incluyendo a la zona de La Estación, un plan urbanístico paralizado desde hace un par de años por culpa de los ruidos y de las altura de los edificios tan cerca de la base aérea. Esa es muy fácil. Los cuarteles se van a la porra como zona residencia. ¿Será eso lo que se pretende?

El futuro ir y venir de aeronaves, además del riesgo de accidente (dicen que es más seguro volar en avión que en coche, y una [m...] piruleta para el que se lo crea), provocará un aumento del ruido medio que sobrellevan los ciudadanos y del ya alto nivel de contaminación del municipio. A los niveles que se soportan y que se pueden ver en la tabla confeccionada por ruidos.org, según la base de datos del Censo de Población y Vivienda 2001, habrá que sumar bastantes puntos. Seguro que encabezamos todas las listas de polución, sea cual sea el contaminante. Desde hace algunos años, Getafe encabeza clasificaciones vergonzosas y perniciosas para la salud de sus vecinos. Ciudad contaminada, poco limpia, ruidosa... ¿Nos privamos de algo?



Por regla general, encomendarse a la Declaración de Impacto Ambiental o la repercusión de la "huella sonora" es como rezarle a "san canuto" para dejar de fumar o a "san cucufato" (los ... te ato) para encontrar las razones de tan errática decisión municipal. Los documentos a que nos hemos referido anteriormente los encarga la propia AENA y lo más probable es que los realice alguna empresa amiga (no queremos pensar mal antes de llegar a la conclusión). ¿Quién se arriesga a perder los enormes y voluminosos (en euros) contratos con el departamento de la ministra malagueña?

En el Plan Director que se había redactado para la ampliación del Aeródromo de Cuatro Vientos, en uno de sus apartados, se especificaba que "AENA, como promotor del proyecto, elaborará las isófonas para el escenario futuro, definidas por Leqdía 65 dB (entre las 7 y las 23 h,) y Leqnoche 55 dB (entre las 23 y las 7 horas) (...) en función de los resultados obtenidos (¡...sorpréndanse!), se elabore un plan de aislamiento acústico para las viviendas situadas dentro de las zonas delimitadas por las citadas isófonas..."

Para indagar sobre las causas de esta repentino decisión de la administración central y local, pasando de la Comunidad de Madrid, haremos como siempre, intentar seguir el rastro al dinero. No siempre es posible. Se trata de una de esas cosas que se escurre en las noticas como el agua sucia por el fregadero. Y seguro, que el dinero del que hablamos no es el mismo que asegura el primer edil getafense, y "alcalde de España", recibirá nuestra localidad por aguantar los privilegios de una pandilla de empresarios ostentosos y especuladores. No seamos hipócritas, carajo. A quién le amarga un dulce...

El convenio está firmado a tres bandas, de forma precaria (sin la Declaración de Impacto Ambiental ni el mapa de contaminación sonora, sin exposición pública, sin posibilidad de realizar alegaciones,...) por el Excelentísimo Alcalde Pedro Castro, el Jefe del Estado Mayor del Aire (que como buen militar va donde le manden), D. Francisco José García de la Vega y por el Presidente-Director de la Entidad Pública Empresarial AENA, D. Manuel Azuaga Moreno. Y claro, a "pedrito" ya le conocemos; el general, a lo que mande su señoría; y nos queda, el Presi-dire de AENA, Manuel Azuaga Moreno.

Lo peor de rascar la roncha es cuando llegas al hueso; y ya no puedes seguir. Manuel Azuaga Moreno parece que no tiene méritos especiales para ocupar el cargo que ocupa, salvo que es malagueño, como la ministra Magdalena Álvarez; la llaman "Maleni".

Visto el triste curriculum del Presi-dire de AENA, no hemos podido evitar, cuando menos, el interesarnos por otras actividades de este señor, ya que lo suyo no parecían ser los avioncitos, ni siquiera de niño. Manuel Azuaga Moreno dirige, desde finales de abril de 2004, las empresas públicas AENA y Centro Logísticos Aeroportuarios SA. Hasta ahí, sólo objetar las dudas sobre el merecimientos de los cargos que ostenta. Pero, hay que asombrarse con el dedo que araña.

Además de ser miembro de Consejo de Administración del Club de Baloncesto de Málaga (Unicaja), por su historia como trabajador de esa caja andaluza, fue apoderado en la constitución (año 1.999) de Unema, Promotores Inmobiliarios, SA.

Manuel Azuaga Moreno fue nombrado consejero de la sociedad Ingeniería y Economía del Transporte, SA el día 2 de julio de 2004 (fecha de inscripción en el Registro Mercantil). Se trata de una empresa privada más conocida en ambientes aeroportuarios y ferroviarios como Ineco, SA (no perdió el tiempo el bueno de Manuel). Basta una rápida mirada a la web de esta empresa para comprobar las implicaciones y adjudicaciones del Ministerio de Fomento, y en especial de AENA. No sabemos si su situación laboral y político, como cargo de confiaza, será incompatible con el cargo de consejero de una empresa que se beneficia y se lucra con las adjudicaciones de AENA, entre otras la de la ampliación del aeropuerto de Málaga. Puede que sea legal, doctores tiene la iglesia que dictaminen eso, pero... ¡qué cara más dura tiene el personal! Joder, si duele y todo.

Imaginen, caros lectores, qué empresa es la responsable del proyecto del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona o de la ampliación del Aeropuerto de Barajas. Y además, está especializada en "combatir" el ruuuuuido que provocan los aviones . Impresionante. Casi se me acaban las palabras. Y dicen que no tiene méritos. Anda que no es listo.

Echemos la cartas, y adivinemos qué empresa podría ser la encargada de realizar la Declaración de Impacto Ambiental, el Mapa Sonoro o las correcciones de aislamiento acústico a las viviendas que se incluyan en la línea maldita de los 65 decibelios. Además, qué bueno, habrá que aislar varios colegios de la Avenida Fuerzas Armadas, el Instituto Puig Adam, el polideportivo de San Isidro, trasladar una gasolinera situada a escasos treinta metros de la puerta de la base aérea y a pocos más de la pista de aterrizaje. Ya empieza a oler a dinero. ¿Se entiende? Señor, danos paciencia, señor, para luchar sin pausa. Señor no queremos lo que quieren que tengamos que querer los pobres ciudadanos. Ay señor, ...(triste oración)

Hemos preparado un pequeño vídeo basado en imágenes de Google Earth en el que se puede comprobar la ubicación de la base aérea y de la pista de aterrizaje.

video

Sin embargo no nos ha satisfecho demasiado y hemos decidido volar sobre Getafe. Entra en Google Earth (puedes descargar la versión gratuita aquí), teclea Getafe y dale al botón volar hasta... Cuando el programa se detenga sobre nuestra ciudad teclea Ctrl + Alt + A (o pincha en "Simulador" del menú "herramientas"). Elige el avión que prefieras el F16 (muy rápido) o el SR22, más apropiado, un avión con una hélice para cuatro pasajeros. Antes de iniciar el vuelo coloca una "marca" sobre la pista de la base aérea para ubicarte en el cielo de la zona sur madrileña; de lo contrario acabarás, con bastante suerte, en Villarejo de Salvanés o en Perales de Tajuña.

Asegúrate que está seleccionada la opción "vista actual". Y... elige dónde te arreas el tortazo. Nosotros hemos intentado aterrizar en la misma base aérea y hemos estado cerca, aunque acabamos con los sesos hechos papilla en la misma pista de aterrizaje. Antes nos habíamos estrellado en el barrio de Loranca, en la M-50 (cerca de Arroyo Culebro) y en Getafe Norte. No parece que nuestro destino hubiera sido de ninguna manera emular la vida de los grandes aviadores. Te invito a volar sobre tu lugar de vacaciones o sobre ciudades como Florencia o París. Suerte con la cúpula de Santa Maria del Fiori, no vayas a dejar a la humanidad sin la obra de Brunelleschi.

Si eres un experto o has hecho algún cursillo puedes intentar, incluso, despegar de Londres, Montpellier o Zurich [ncluso de más lejos] y llegar a Getafe. Si, por el contrario, lo que te va es el telescopio y no los aviones, utiliza la opción "Cambiar a cielo" y disfruta de las imágenes de la cúpula celeste y de constelaciones como Andrómeda, Casiopea o Perseo. Estos de Google son la re....leche.

Pero dejemos el divertido mundo de google. Entre los asuntos que nos han llamado la atención del convenio aprobado por el Pleno del Ayuntamiento entre los Ministerio de Fomento (AENA), Defensa y Ayuntamiento de Getafe destacan dos. La primera es que el Ayuntamiento de Getafe "facilitará al Ministerio de Defensa y a AENA condiciones especiales para el acceso de sus empleados al Museo" ¿No suena, ciertamente, franquista este privilegio? ¿Y los jodidos ciudadanos de Getafe que aguantarán el ruido y sufragarán la mayor parte del Museo...?

La otra cuestión que nos ha llamado poderosamente la atención es que "el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Getafe 10 metros lineales de terreno colindante a la base en el Camino del Cementerio para las obras de rehabilitación, mejora y acondicionamiento de dicha vía.." Y se asegura de cara a la prensa que se pretende hacer un "bulevard" cuando lo que en realidad quieren decir, o al menos hacer, es una autovía de salida para que los vehículos caros y lujos de los usuarios de la aviación ejecutiva salgan rápidamente de Getafe hacia la A-42 o la M-50. ¡Serán mentirosos...! (ver linea verde en el plano de las isófonas; está clarísismo).

Por cierto, anoten en su agenda el teléfono para quejas por ruido de aviones: 91 393 67 10; fíjense, pues no es gratuito. Asi que quéjense poco. Feliz año bisiesto.

1 comentario:

Vientos del Pueblo dijo...

Comienzan los presupuestos participativos, los consejos de barrio, tenemos que luchar en ellos para disuadir a nuestro alcalde de convertir la base en aeropuerto civil