Google+

27 de enero de 2008

Asamblea general de cabreados

video


Distintos colectivos y asociaciones getafenses están preparando una "super-manifestación" contra la política general del ayuntamiento de Getafe y, en particular, contra algunas iniciativas del alcalde, Pedro Castro; y contra lo que muchos ciudadanos estiman como prepotencia, desconsideración y engaño del primer edil. Desde hace algún tiempo se venía pensando en una idea que ha empezado a cristalizar con motivo del conocimiento público de nuevos proyectos como el aeropuerto civil, la carretera que cruza el parque de la Alhóndiga-Sector 3, el comedor social destinado a drogodependientes de la plaza de las Estalactitas (Sector -3), la suciedad general, la privatización de algunos servicios públicos, el campo de golf de Perales del Río, la ausencia de participación ciudadana a pesar de la propaganda, etc... La idea empieza a estar madura.

Los vecinos [muchos, no todos] están enfadados. Y no, precisamente, desde hace poco. En las pasadas elecciones municipales, como habíamos adelantado, se afianzó el llamado "voto del cabreado" a través de la candidatura que presentó la asociación de vecinos Vientos del Pueblo, quedando cerca la representación municipal del colectivo vecinal con más de un cuatro por ciento de los votos emitidos. Ello, sin medios económicos, sin ayuda mediática, sin publicidad, multados por la policía por distribuir "pensamiento", censurados en los medios más oficialistas, casi, casi, sin candidatos, sin una propuesta global, sólo aglutinando el descontento cada vez mayor de la ciudadania etc.

A las afrentas anteriores como la ecotasa, ahora se suman, entre otras iniciativas municipales, el proyecto de aeropuerto civil que convertirá la base aérea militar en un auténtico quebradero de cabeza de todo el municipio getafense y del que ya hemos escrito recientemente. Es el ruido del viento al gritar; zumbido de motores, revoloteo de moscardones: peligro.

Los vecinos del Sector 3 llevan igualmente varias semanas convocando asambleas informativas contra la carretera que cruzará el parque del barrio, dejando aisladas a las viviendas de la antigua cooperativa Nuevo Hogar entre la Avenida de la Libertad y la proyectada carretera de conexión con el nuevo barrio de Buenavista [La Nuevo Hogar, no se ahoga. Stop a la carretera]. Asímismo, una parte del mismo barrio getafense ha empezado a sensibilizarse con el proyecto que quiere desarrollar una iglesia evangélica en el galería comercial que hay en la plaza de las Estalactitas.

El proyecto de la carretera que atraviesa uno de los pocos espacios verdes con una cierta entidad y extensión del casco urbano está denunciado ante el Defensor del Pueblo dado que el ayuntamiento lo tiene aprobado hace tiempo. Legalmente, las dificultades son muchas. Sin embargo los vecinos tienen claro que sólo les queda la lucha vecinal y la unión con otros colectivos del municipio. Entre todos se puede organizar una buena...

Lo vecinos del Sector 3, barrio en el que vivió durante muchos años el alcalde, denuncian el engaño del ayuntamiento y de su primer edil; al margen de que el proyecto de la carretera estuviese aprobado, por supuesto dentro de planes urbanísticos que la mayoría de las veces pasan inadvertidos para los ciudadanos y que se publican en el Boletín Oficial durante los meses más idóneos como julio o agosto, el PSOE inundó el barrio durante la pasada campaña electoral con un folleto a todo color y un DVD en el que se detallaba una oferta electoral muy distinta: una amplia acera para peatones entre un idílico bosque y un carril bici de doble sentido. Ahora, tarde para castigar con el voto al partido mentiroso, se empieza a ejecutar el proyecto real: una carretera de doble sentido que abre una herida de asfalto y contaminación en uno de los lugares más hermosos del municipio.

El otro problema que aglutina las iras de los vecinos del Sector 3 es un comedor social dirigido a drogodependientes. Hay que joderse. Los vecinos andan más quemados que la pipa de un indio ¿no hay otro sitio? Otro ciudadano que habla, preocupado por las nuevas compañías que tendrán en los alrededores sus hijos, cerca de los jardines de todos, denuncia que el ayuntamiento de Getafe no ha comunicado la iniciativa a los locales adyacentes ni a la comunidad de vecinos de la Nueva Hogar. Es posible, aún, que exista una posibilidad de error administrativo. Lo cierto es que el proyecto "religioso", aunque oscuro según los vecinos, enciende un faro que atraerá a gentes de todo tipo y calaña [pero con graves problemas de convivencia] que deambularán desde la estación de metrosur Conservatorio hasta la mencionada plaza por las sendas, colegios, calles de un barrio que se considera castigado por el alcalde. "Sólo se preocupa de grandes proyectos, de la nueva ciudad deportiva del Getafe, de enterrar la carretera de Toledo, de subvencionar al Getafe CF, es una vergüenza..." -dicen los anónimos y casi resignado vecinos. -Es un problema de todos.

A esta marea de gentes cabreadas se han sumado en los últimos días los 1.500 socios de las cooperativas de viviendas Getafe Capital del Sur y Cuna de la Aviación Española, con sus correspondientes novios, novia, hijos, hijas, esposos, esposas, ... 1.500 familias que han anunciado su apoyo a la Asamblea general que podría convocar esa pretendida manifestación multitudinaria. Los "huérfanos" de PSG sí tienen poder de convocatoria. Unas 1.000 personas sin desmelenarse, sólo a través de SMS. Es la herencia de Damopín. Pero ante todo, está claro entre las diferenes partes y colectivos, cada uno con su pancarta. Y con su reivindicación. Juntos pero no revueltos.

Durante la asamblea celebrada por los vecinos del Sector 3 este domingo (27 de enero de 2008) se pudo constatar en las diferentes intervenciones el llamamiento a la unidad; insisten los vecinos en la necesidad de unir esfuerzos entre todos los colectivos preocupados por los problemas reales de Getafe. La ausencia de una verdadera participación ciudadana está llevando, no sólo al nacimiento de nuevas asociaciones de vecinos, sino también a una organización paralela al diseño municipal ficticio. ¿Dónde y cuándo se celebran los consejos de barrio? Nada. No hay respuesta.

Este movimiento de ciudadanos cabreados sólo puede cristalizar en los meses y años siguientes en alternativas políticas al estilo de Vientos del Pueblo. Si se construye la carretera no sólo es un problema del viejo Castro que se ha vuelto loco y nos ha vuelto a engañar. No. Es un problema, sobre todo del que gobierna con él, de Izquierda Unida. A Pedrito ya le conocíamos. El proyecto no vería finalmente la luz si no fuera por el voto de Coy y de sus dos camaradas en el Pleno. Si Izquierda Unida no estuviera de acuerdo con el aeropuerto civil, no se habría aprobado el convenio municipal con el Ministerio de Defensa y con AENA. Si Izquierda Unida y Sánchez-Coy no estuvieran de acuerdo con la ecotasa, en este municipio no existiría un impuesto absurdo y aplicado de forma injusta.

Si no fuera por Izquierda Unida, y por su portavoz Sánchez-Coy, el problema de las cooperativas que gestionaba PSG no estaría encallado en un banco de arena, ahora sin solución a pesar de las ruedas de prensa que convoca la coalición en restaurantes de lujo para asegurar que parte de la solución de las cooperativas está en irregularidades como la cometida por la constructora Oligarry a la que se amenazó con retirar la adjudicación y ahora, todo el mundo, incluido el concejal de vivienda, ha olvidado. Al igual que el concepto de vivienda social que también ha conocido por su actividad como presidente durante muchos años de una cooperativa de viviendas y que tan pronto ha relegado en el baúl de los recuerdos inútiles.

Si los jóvenes no tienen más fácil el acceso a la primera vivienda es responsabilidad de Izquierda Unida; Sánchez-Coy, actualmente Concejal de Vivienda, ha sido, desde hace años, el responsable de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda. ¿A quién le vamos a echar la culpa? ¿A quién vamos a responsabilizar de la limpieza del municipio y de la gestión de Lyma hasta el momento? Es cierto que dentro de Izquierda Unida existe una oposición interna al trabajo y a la postura, casi sumisa, tan subordinada a las ideas e intereses del alcaldede. Sánchez-Coy y los otros dos concejales con los que cuenta la coalición en el ayuntamiento están más cerca de los intereses del primer edil que de lo que piensan, sienten y sufren los ciudadanos. La voz de la oposición interna no se oye. Es una pena.

Si la coalición sigue por la misma senda, no hay duda alguna que en las próximas elecciones municipales, dentro de tres años y medio, bajarán su representación, con tendencia incluso a despeñarse y desaparecer del espectro político getafense. Cada día están más lejos de los vecinos y ciudadanos. Todo lo contrario de lo que se supone que forma parte de su confesión e ideología política. Es curioso que la irrupción de Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez, en Getafe ofrezca pinceladas y connotaciones drásticas para la coalición que representa Sánchez-Coy, perjudicando a IU más incluso que a los socialistas, ex compañeros de la política vasca. Aseguran fuentes de este partido que numerosas afiliaciones a UPyD han salido de John Deere, hasta hace poco el granero político y sindical de Sánchez-Coy, bajo la bandera de la regeneración democrática. ¡Como cambian los tiempos!

Los getafenses deben valorar que parte de los problemas que nos acucian o que nos atosigarán en el futuro por la errática política municipal deben solucionarse con decisiones políticas. La primera, esencia de la participación política, con nuestro voto. Positivo o negativo. De cambio o recambio. Cada dío parece más claro la necesidad de una tercera vía real. A nivel nacional y a nivel local. Debate y actúa políticamente. Participa. Protesta. Preocúpate de cambiar lo que no te gusta.

----------------------------------------------------

El miércoles día 6 de febrero de 2008, a las 19 horas, están convocados las diferentes entidades, coordinadoras, colectivos, plataformas y vecinos, a una asamblea previa a la manifestación en el Centro Cívico de San Isidro, en la calle Rojas.