Google+

29 de enero de 2008

La fuente o la ciudad farisea

Desde hace ya bastante tiempo los ecologistas o "verdes" han dejado de incluirse en la categoría de raros y revolucionarios. En los periódicos nos abruman con el cambio climático. El presentador del noticiario nos apremia; cualquier político que se precie ha de convertirse en caballero "andante" contra el calentamiento global del planeta, abanderado de la eficiencia energética y la sostenibilidad [con primo o sin primo]. En nuestras casas, convencidos de su importancia, separamos en cuatro compartimentos el papel, los envases, el cristal y la materia orgánica. Vigilamos la gota que se escapa inútil del grifo, las pilas, los aceites usados, ... Ya somos casi ecologistas. El mundo no aguanta más...


Seguimos, sin embargo, comprando de forma compulsiva, "irresponsable" y desmesurada, sin apenas prestar atención a la cantidad de envoltorios, cartones y bolsas que llenan el carrito del supermercado. Gastamos un exceso de dinero en envoltorios, pura máscara publicitaria que sólo vale para, además de hacer el producto más costoso, separar y tirar. Y vuelta a empezar. Hace falta reciclar; pero también hace falta que la industria considere la posibilidad de escatimar continente. Es más barato y ecológico al ahorrar manufacturas como el papel, el cartón y el plástico que deterioran el medio ambiente y consumen energía y contaminan más al aumentar el volumen de transporte.

Las naciones, con sus gobiernos al frente, también han empezado a colocarse etiquetas y medallas. ¡Qué país más concienciado con el medio ambiente! Recientemente, en la cumbre de Bali, Noruega ha anunciado su intención de tender en los próximos años al anhelado balance [que no límite] "cero emisiones de ceodos" (CO2). ¡Qué maravilla! Un país lleno de fantásticos bosques, lagos y fiordos, un país sin contaminación. Pero, claro, es mentira. Falso. Propaganda nórdica. Noruega es uno de los países productores de petróleo más importantes, dependiente económicamente de su venta. No pertenece a la OPEP, pero asiste a las reuniones de esta organización como observador. El petróleo, la gasolina y otros derivados suponen más de un tercio de las exportaciones noruegas. ¿De qué presumen los noruegos? La mitad de la península escandinava es, suponemos, un lugar limpio, idílico, sin emisiones que pagan y mantienen con lo que contaminan en otras partes del mundo. Cuanto más lejos mejor.

La construcción y la edificación están en el punto de mira de todos los estamentos preocupados por la sostenibilidad. El nuevo código técnico de la edificación que ha entrado en vigor recientemente en España ahonda sobre aspectos cada vez más necesarios como los aislamientos, la eficiencia energética, la implantación de energía renovables, etc... Tendemos hacia la ciudad ecológica.

Y como no podía ser menos, nuestro arquitecto estrella, el elegido por el Ayuntamiento de Getafe para que diseñe el futuro museo de la aviación, Norman Foster, vuela de punta a punta del mundo esbozando y diseñando lo que él y su equipo piensan que serán los edificios y las ciudades en el futuro. La ciudad ecológica de Norman Foster se ha proyectado para ser construida en Abu Dhabi, el mayor de los Emiratos Árabes y estará ubicada en medio de la nada, en pleno desierto. Alucinen ustedes queridos lectores. Eso es sostenibilidad y los demás, monsergas. Se llamará Masdar (la fuente, en árabe), no tendrá coches y se abastecerá de energías renovables.

Primero se construirá una gran planta de energía solar para utilizar sólo esta fuente durante la construcción de la ciudad modelo. Luego se urbanizará y edificará absteniéndose de utilizar para nada el carbono. ¡La primera ciudad sin carbono! Los edificios con un máximo de cinco alturas [por fin estamos de acuerdo en algo] no estarán nunca a más de 200 metros del transporte público [y no son camellos, son trenes ligeros como el de Parla].

Una ciudad refrigerada por métodos naturales (?), que se nutrirá de agua procendente de desaladoras [¡qué ecológico es eso!; Foster se parece a Narbona] y se reciclará al cien por cien. Una ciudad en el desierto para cincuenta mil personas que estará lista, en su primera fase, a finales del año 2009 con una inversión inicial de 15.000 millones de dólares, una pequeña migaja si se compara con la inversión prevista en desarrollar la ciudad más rica del mundo. Masdar será parecida al nuevo barrio [ciudad] que el mismo arquitecto proyecta, junto a propietarios del suelo, en Perales del Río en cuanto a su extensión y al número de habitantes. Con el dinero que el jeque invertirá en su su sueño delirante, habría para desarrollar tres Perales del Río, incluso pagando el suelo a 240 euros el metro cuadrado de suelo bruto, urbanizando y construyendo con criterios de eficiencia energética. Y, por supuestos, con pingües beneficios para los promotores, el "clan de Perales".
Es sobrecogedora la actitud ecológica del jeque árabe que ha ensoñado semejante oasis. El paraíso está a la vuelta de la duna. Sin embargo, esa cantidad descomunal de recursos y dinero para no tener carbono ni residuos se financia, al igual que la lujosa, contaminada y agobiante Abu Dhabi, vendiendo hidrocarburos que se queman para producir energía, por supuesto, en otras partes del mundo, causantes del aumento de las emisiones del despreciado CO2 y culpables del calentamiento global. Pero en Masdar, la ciudad farisea, no habrá carbono, parte del icono químico de la vida y, a su vez, de la contaminación, la decadencia y la muerte del planteta. ¿o, no?
Entre las características de esa "utópica" ciudad que proyecta Foster en el desierto de Arabia, nos ha llamado la atención la limitación de las alturas de los edificios. Algo que en Madrid se debate y que muchos municipios, ya agotados urbanísticamente, consideran como la única salida para seguir con la construcción de viviendas. No mire al cielo señor alcalde. No hace mucho habíamos comentado la decisión de la Comunidad de Madrid de limitar el número de alturas en los nuevos desarrollos urbanísticos; nos parecía una buena medida, y nos lo sigue pareciendo aunque limite la capacidad urbanizadora y ladrillera de algunos políticos. La oposición al gobierno regional no piensa igual y achaca a esta norma la paralización de una cantidad ingente de urbanizaciones y casas en la región madrileña. Lo mejor sería que los municipios en ese supuesto se adapten a la norma. Para eso se hacen y se aprueban en los parlamentos, órganos supremos de la soberanía popular. Vamos, digo yo, que también hay normas con las que no comulgamos y que hemos de respetar. Así, por que así lo dice la ley. Hasta que se cambie.

Consólense los que no crean que la medida es buena para la urbe y el medio ambiente. También puede que tenga razón el contrincante. Hace falta pensar en la sostenibilidad, no sólo en el crecimiento; en la mejora de las redes urbanas existentes, no en la urbanización vertical. Pensemos que hay vida detrás del ladrillo y del hormigón; derribemos la idea de una burbuja en permanente crecimiento; soñemos con los bosques, con el agua, con ciudades sin contaminación, sin ruidos, limpias, tolerantes, amables; concibamos nuevos modelos de convivencia, de cultura, de ocio, participación, etc...

27 de enero de 2008

Asamblea general de cabreados

video


Distintos colectivos y asociaciones getafenses están preparando una "super-manifestación" contra la política general del ayuntamiento de Getafe y, en particular, contra algunas iniciativas del alcalde, Pedro Castro; y contra lo que muchos ciudadanos estiman como prepotencia, desconsideración y engaño del primer edil. Desde hace algún tiempo se venía pensando en una idea que ha empezado a cristalizar con motivo del conocimiento público de nuevos proyectos como el aeropuerto civil, la carretera que cruza el parque de la Alhóndiga-Sector 3, el comedor social destinado a drogodependientes de la plaza de las Estalactitas (Sector -3), la suciedad general, la privatización de algunos servicios públicos, el campo de golf de Perales del Río, la ausencia de participación ciudadana a pesar de la propaganda, etc... La idea empieza a estar madura.

Los vecinos [muchos, no todos] están enfadados. Y no, precisamente, desde hace poco. En las pasadas elecciones municipales, como habíamos adelantado, se afianzó el llamado "voto del cabreado" a través de la candidatura que presentó la asociación de vecinos Vientos del Pueblo, quedando cerca la representación municipal del colectivo vecinal con más de un cuatro por ciento de los votos emitidos. Ello, sin medios económicos, sin ayuda mediática, sin publicidad, multados por la policía por distribuir "pensamiento", censurados en los medios más oficialistas, casi, casi, sin candidatos, sin una propuesta global, sólo aglutinando el descontento cada vez mayor de la ciudadania etc.

A las afrentas anteriores como la ecotasa, ahora se suman, entre otras iniciativas municipales, el proyecto de aeropuerto civil que convertirá la base aérea militar en un auténtico quebradero de cabeza de todo el municipio getafense y del que ya hemos escrito recientemente. Es el ruido del viento al gritar; zumbido de motores, revoloteo de moscardones: peligro.

Los vecinos del Sector 3 llevan igualmente varias semanas convocando asambleas informativas contra la carretera que cruzará el parque del barrio, dejando aisladas a las viviendas de la antigua cooperativa Nuevo Hogar entre la Avenida de la Libertad y la proyectada carretera de conexión con el nuevo barrio de Buenavista [La Nuevo Hogar, no se ahoga. Stop a la carretera]. Asímismo, una parte del mismo barrio getafense ha empezado a sensibilizarse con el proyecto que quiere desarrollar una iglesia evangélica en el galería comercial que hay en la plaza de las Estalactitas.

El proyecto de la carretera que atraviesa uno de los pocos espacios verdes con una cierta entidad y extensión del casco urbano está denunciado ante el Defensor del Pueblo dado que el ayuntamiento lo tiene aprobado hace tiempo. Legalmente, las dificultades son muchas. Sin embargo los vecinos tienen claro que sólo les queda la lucha vecinal y la unión con otros colectivos del municipio. Entre todos se puede organizar una buena...

Lo vecinos del Sector 3, barrio en el que vivió durante muchos años el alcalde, denuncian el engaño del ayuntamiento y de su primer edil; al margen de que el proyecto de la carretera estuviese aprobado, por supuesto dentro de planes urbanísticos que la mayoría de las veces pasan inadvertidos para los ciudadanos y que se publican en el Boletín Oficial durante los meses más idóneos como julio o agosto, el PSOE inundó el barrio durante la pasada campaña electoral con un folleto a todo color y un DVD en el que se detallaba una oferta electoral muy distinta: una amplia acera para peatones entre un idílico bosque y un carril bici de doble sentido. Ahora, tarde para castigar con el voto al partido mentiroso, se empieza a ejecutar el proyecto real: una carretera de doble sentido que abre una herida de asfalto y contaminación en uno de los lugares más hermosos del municipio.

El otro problema que aglutina las iras de los vecinos del Sector 3 es un comedor social dirigido a drogodependientes. Hay que joderse. Los vecinos andan más quemados que la pipa de un indio ¿no hay otro sitio? Otro ciudadano que habla, preocupado por las nuevas compañías que tendrán en los alrededores sus hijos, cerca de los jardines de todos, denuncia que el ayuntamiento de Getafe no ha comunicado la iniciativa a los locales adyacentes ni a la comunidad de vecinos de la Nueva Hogar. Es posible, aún, que exista una posibilidad de error administrativo. Lo cierto es que el proyecto "religioso", aunque oscuro según los vecinos, enciende un faro que atraerá a gentes de todo tipo y calaña [pero con graves problemas de convivencia] que deambularán desde la estación de metrosur Conservatorio hasta la mencionada plaza por las sendas, colegios, calles de un barrio que se considera castigado por el alcalde. "Sólo se preocupa de grandes proyectos, de la nueva ciudad deportiva del Getafe, de enterrar la carretera de Toledo, de subvencionar al Getafe CF, es una vergüenza..." -dicen los anónimos y casi resignado vecinos. -Es un problema de todos.

A esta marea de gentes cabreadas se han sumado en los últimos días los 1.500 socios de las cooperativas de viviendas Getafe Capital del Sur y Cuna de la Aviación Española, con sus correspondientes novios, novia, hijos, hijas, esposos, esposas, ... 1.500 familias que han anunciado su apoyo a la Asamblea general que podría convocar esa pretendida manifestación multitudinaria. Los "huérfanos" de PSG sí tienen poder de convocatoria. Unas 1.000 personas sin desmelenarse, sólo a través de SMS. Es la herencia de Damopín. Pero ante todo, está claro entre las diferenes partes y colectivos, cada uno con su pancarta. Y con su reivindicación. Juntos pero no revueltos.

Durante la asamblea celebrada por los vecinos del Sector 3 este domingo (27 de enero de 2008) se pudo constatar en las diferentes intervenciones el llamamiento a la unidad; insisten los vecinos en la necesidad de unir esfuerzos entre todos los colectivos preocupados por los problemas reales de Getafe. La ausencia de una verdadera participación ciudadana está llevando, no sólo al nacimiento de nuevas asociaciones de vecinos, sino también a una organización paralela al diseño municipal ficticio. ¿Dónde y cuándo se celebran los consejos de barrio? Nada. No hay respuesta.

Este movimiento de ciudadanos cabreados sólo puede cristalizar en los meses y años siguientes en alternativas políticas al estilo de Vientos del Pueblo. Si se construye la carretera no sólo es un problema del viejo Castro que se ha vuelto loco y nos ha vuelto a engañar. No. Es un problema, sobre todo del que gobierna con él, de Izquierda Unida. A Pedrito ya le conocíamos. El proyecto no vería finalmente la luz si no fuera por el voto de Coy y de sus dos camaradas en el Pleno. Si Izquierda Unida no estuviera de acuerdo con el aeropuerto civil, no se habría aprobado el convenio municipal con el Ministerio de Defensa y con AENA. Si Izquierda Unida y Sánchez-Coy no estuvieran de acuerdo con la ecotasa, en este municipio no existiría un impuesto absurdo y aplicado de forma injusta.

Si no fuera por Izquierda Unida, y por su portavoz Sánchez-Coy, el problema de las cooperativas que gestionaba PSG no estaría encallado en un banco de arena, ahora sin solución a pesar de las ruedas de prensa que convoca la coalición en restaurantes de lujo para asegurar que parte de la solución de las cooperativas está en irregularidades como la cometida por la constructora Oligarry a la que se amenazó con retirar la adjudicación y ahora, todo el mundo, incluido el concejal de vivienda, ha olvidado. Al igual que el concepto de vivienda social que también ha conocido por su actividad como presidente durante muchos años de una cooperativa de viviendas y que tan pronto ha relegado en el baúl de los recuerdos inútiles.

Si los jóvenes no tienen más fácil el acceso a la primera vivienda es responsabilidad de Izquierda Unida; Sánchez-Coy, actualmente Concejal de Vivienda, ha sido, desde hace años, el responsable de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda. ¿A quién le vamos a echar la culpa? ¿A quién vamos a responsabilizar de la limpieza del municipio y de la gestión de Lyma hasta el momento? Es cierto que dentro de Izquierda Unida existe una oposición interna al trabajo y a la postura, casi sumisa, tan subordinada a las ideas e intereses del alcaldede. Sánchez-Coy y los otros dos concejales con los que cuenta la coalición en el ayuntamiento están más cerca de los intereses del primer edil que de lo que piensan, sienten y sufren los ciudadanos. La voz de la oposición interna no se oye. Es una pena.

Si la coalición sigue por la misma senda, no hay duda alguna que en las próximas elecciones municipales, dentro de tres años y medio, bajarán su representación, con tendencia incluso a despeñarse y desaparecer del espectro político getafense. Cada día están más lejos de los vecinos y ciudadanos. Todo lo contrario de lo que se supone que forma parte de su confesión e ideología política. Es curioso que la irrupción de Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez, en Getafe ofrezca pinceladas y connotaciones drásticas para la coalición que representa Sánchez-Coy, perjudicando a IU más incluso que a los socialistas, ex compañeros de la política vasca. Aseguran fuentes de este partido que numerosas afiliaciones a UPyD han salido de John Deere, hasta hace poco el granero político y sindical de Sánchez-Coy, bajo la bandera de la regeneración democrática. ¡Como cambian los tiempos!

Los getafenses deben valorar que parte de los problemas que nos acucian o que nos atosigarán en el futuro por la errática política municipal deben solucionarse con decisiones políticas. La primera, esencia de la participación política, con nuestro voto. Positivo o negativo. De cambio o recambio. Cada dío parece más claro la necesidad de una tercera vía real. A nivel nacional y a nivel local. Debate y actúa políticamente. Participa. Protesta. Preocúpate de cambiar lo que no te gusta.

----------------------------------------------------

El miércoles día 6 de febrero de 2008, a las 19 horas, están convocados las diferentes entidades, coordinadoras, colectivos, plataformas y vecinos, a una asamblea previa a la manifestación en el Centro Cívico de San Isidro, en la calle Rojas.

25 de enero de 2008

El señor de los ladrillos

Pedro Castro Vázquez, nuestro alcalde de España, ha firmado un acuerdo con Fernando Martín Álvarez, el que fuera presidente fugaz del Real Madrid, y dueño* de Martinsa-Fadesa (* de casi la mitad y salvo la hipoteca tan extraordinaria que firmó para adquirir la parte gallega) por el que pretenden construir 200.000 viviendas. Tranquilícense; no se construirán sólo en Getafe, ni todas las hará el ínclito Martín. Pedro Castro ha actuado en su calidad de presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias [FEMP] y Fernando Martín, como representante del G-14, un auténtico "lobby" nacional que agrupa a las catorce inmobiliarias más importantes de España. G-14 es la denominación esotérica, al gusto de las logias masónicas y la agrupación de los paises más ricos, para definir a la más poderosa agrupación de especuladores y responsables, en parte, de la situación del sector de la vivienda en España. Incluso hay quien le considera de forma humorística un grupo "comunista-maoista-subversivo" por su empeño en acabar con el capital de los ciudadanos, el de las grandes empresas, incluso con su propio capital...

Pedro Castro quiere olvidarse del provincianismo de lo local para impulsar desde su atalaya municipalista una política urbanística y de vivienda que solucione, sino los problemas que afectan a los ciudadanos, al menos sí la acuciante falta de liquidez de los grandes ladrilleros. El alcalde de España se ha atrevido a pronosticar que con su intervención, "la crisis del sector puede empezar a ver la luz al final del túnel"; caramba qué metáfora más apropiada, sobre todo para los que tienen comprometida parte de su cartera en el ladrillo, la construcción y la obra pública.

Al convenio firmado se podrán sumar (sólo faltaba eso) los sindicatos, ayuntamientos en general, bancos, etc... ¡Que siga la fiesta! A ver cómo y quién le insufla aire nuevo a la famosa burbuja. Una reunión paritaria [¿políticos y constructores?] realizará el seguimiento y establecerá los cupos que se promoverán [y asignarán] en cada municipio o región adheridos. Yo me pido 10.000; yo doce mil; y así hasta el último de los "elegidos" que se queda, claro está, con otras doce mil viviendas. Y asunto resuelto; Zapatero: no hacía falta quemar a la mari Carme [Chacó] en una labor tan ingrata como improductiva. Pedrito lo ha solucionado de un plumazo, como no podía ser menos; y así hemos recurrido durante tanto tiempo, finalmente perdido, a tanto técnico urbanista, a cuanto político de altura, tanta cabeza brillante, cuanto ser pensante, para nada. Sólo había que llamar a Superpedro con su libreta de ideas brillantes. Aunque, pensándolo mejor, pensando mal claro está, este asunto puede que tenga que ver, más de lo que en principio podría parecer, con la dificultad actual de desarrollar Perales del Río y las casi treinta mil viviendas proyectadas. ¿Quién me compra un ramito, un ramito de diez mil, ...casitas?

En realidad, olvidando de momento la sorna, no nos parece brillante económicamente, ni acertado socialmente un convenio o acuerdo de los ayuntamientos [¿sólo los socialistas] que auxilia y beneficia a las grandes inmobiliarias, ahora en apuros, discrimina a otras empresas y que, finalmente, pone la Ley del Suelo a disposición de los que manejan el mercado. Es tremendo la falta de sentido de la decencia [política] que se manifiesta. El "nuevo socialismo" es eztupendo. Antes de firmar con el Gecatorce, Pedrocá, representante que es del ámbito más cercano a los ciudadanos, debería haber contado con los agentes sociales, sindicatos, cooperativas y promotores locales. Pero, no; ya basta de pringados.

Es curioso que nada más conocerse la noticia y a la vez de publicarse circula por los foros la extrañeza que un alcalde socialista firme un acuerdo "con quien vende la vivienda protegida a precio de libre", por ejemplo, en el desarrollo de Sanchinarro.

Pero no siempre es así; o, a simple vista, no lo parece. Esta misma semana, a la vez que ambos personajes se hacían la foto, algunos ciudadanos de Getafe, recibían cartas de la inmobiliaria que preside el portavoz del Gecatorce, Martinsa-Fadesa, ofreciendo viviendas en el desarrollo de Los Molinos, en Getafe. En el dossier que remite la promotora figuran los planos de las viviendas realizados por el despacho del arquitecto Julio Touza, la memoria de calidades, información relativa a las condiciones necesarias para acceder a una vivienda de VPPL y los precios; un piso de dos o tres dormitorios, dos garajes y un trastero que costarán de momento, según módulo oficial, poco más de treinta millones de las antiguas pesetas. Hasta ahí, y por ahora, bien.

-----------------------------------------------
- Oye, Fernando, ¿no te ha llamado el Concejal de Vivienda?

- ¿Si? Y, eso... para qué

- Es que el Concejal de Vivienda de Getafe dice que va a denunciar ante Arpegio a tu empresa por determinadas irregularidades como vender un piso con dos plazas de garaje... lo siento; ya sabes que te admiro y te quiero...

- ¿Pero quién es ese concejal? ¿Es que no conoce la legislación, la normativa o las especificaciones de los planes parciales? ¿Tu eres el alcalde, no? Explícaselo.

-Es Ignacio Sánchez-Coy, el portavoz de Izquierda Unida ...

- ¡Vaya un comunista..! ¿Es muy recto?

- Es pequeñito, ex sindicalista y "comunista con el refrigerador lleno y el bmw"; ya sabes... fue presidente de cooperativa y cree que sabe mucho de esto del ladrillo.

- ¿Es que no crees que se pueda ser comunista y vivir de puta madre?

- ¡Hipócrita! ¿coño, me vacilas? ¡Pues claro que no! Un conocido mío tiene dos cartillas de racionamiento para irse a Cuba a practicar la revolución... por si las necesitas.

- Ya veremos...

7 de enero de 2008

Escucha el ruido del viento al gritar

En el mismo momento de conocer la intención del gobierno municipal de aprobar en el Pleno del Ayuntamiento de Getafe el convenio "preparado" por AENA, y "aceptado" por el Ministerio de Defensa y Ayuntamiento de Getafe, por el que se acuerda abrir la base aérea de Getafe a vuelos privados, inicialmente, de la llamada aviación ejecutiva, sospechamos de la urgencia de la decisión; precipitada y oculta, hasta el último momento. Cuando el interés general se convierte en el menos general de los intereses es seguro que hay "gato encerrado".

Decimos que el convenio lo preparó la empresa pública AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), adscrita al Ministerio de Fomento, porque así lo sospechamos. A favor de nuestra opinión, no sabemos si vale como prueba, es el desconocimiento del documento por parte de de la primera Teniente de Alcalde, Sara Hernández, que en la comisión en la que se trató el tema aseguró que se se abría la posibilidad de usar la base aérea para unos 25 vuelos al día y que a cambio Getafe recibiría, claro, el oro y el moro. Tan bien urdida estaba la mentira, o la ignorancia de la mandataria local, que hasta el PP apoyó inicialmente la propuesta; luego, tras rectificar en el Pleno, han iniciado una campaña de recogida de firmas contra el proyecto. Incluso el alcalde, en nota de prensa emitida el día 17, el mismo día del pleno que lo aprobó habla de la misma cifra de aeronaves. Lo mismo el primer edil tampoco lo conocía.

Sin embargo el convenio que se puede descargar en la página web municipal asegura en su cláusula novena, de forma clara, que si se llegan a superar las 100 operaciones diarias (incrementado con un 20 anual, fíjense, no dice diario) deberán reunirse las partes firmantes para redefinir el convenio. Una sencilla multiplicación y una suma nos da un total de 43.800 (que seguramente haya que dividir entre los cinco días a la semana en que funcionan este tipo de vuelos). Total, entre 140 y 170 vuelos diarios. Suponiendo que no haya demasiado tráfico, Getafe se ve abocada a recibir un vuelo aéreo cada cuatro o cinco minutos. Genial, señor alcalde.

El Pleno del Ayuntamiento de Getafe aprobó el convenio con los términos que necesitaba AENA con los votos de PSOE e IU a pesar que, de forma reiterada y reciente, habían enseñado las uñas ante la posibilidad de abrir la base aérea al tráfico civil. Es sorprendente este cambio de opinión tan radical. Si lo importante eran los vecinos, qué ha cambiado para que se tengan que aguantar. El tráfico áereo produce, fundamentalmente, tres molestias: el ruido, la contaminación y los accidentes; además de otras secuelas como la irritabilidad de los ciudadanos, el aumento de divorcios, enfermedades, alergias, ... y miedo.

Los políticos se empeñan en tomarnos por idiotas. Y es lo que más rabia nos da. Izquierda Unida que desde hace bastantes años aboga en el Congreso de los Diputados y en el Senado por eliminar los aeropuertos de las zonas residenciales, nos sorprendió con un inexplicable cambio de opinión y que supone una incondicional rendición a las tesis del PSOE de Getafe (que por cierto también ha cambiado de opinión). En otros municipios, ambos partidos, andan de la mano, con sindicatos y asociaciones de vecinos para oponerse a la ampliación de Cuatro Vientos o al Aeródromo de El Álamo, diseñado por la Comunidad de Madrid entre los términos de ese municipio y el de Navalcarnero.

Getafe se apropió hace algunos años del lema "Cuna de la Aviación Española" aún a sabiendas de su falsedad, con la colaboración y la ignorancia de algunos historiardocillos locales, de semejante lema. Si requerimos al buscador "universal" y tecleamos Cuna de la Aviación Española, además de cientos de entradas dedicadas a la cooperativa de viviendas getafense, gestionada por PSG, que lleva el mismo nombre y que se ha hecho famosa desgraciadamente por la cantidad de vecinos ilusionados con una vivienda y que han visto, y ven, como las casas se esfuman en la niebla de la confusión política y empresarial, el resto de entradas confirman los datos históricos. La Cuna de la Aviación Española estuvo, desde el año 1911, en el aeródromo de Cuatro Vientos. Además del origen, la cuna, Cuatro Vientos es la sede del Museo de la Aviación Militar y de la Fundación Infante de Orleans (FIO).

Desde el año 2001, la administración central (entonces con Aznar y otro "álvarez" en el Ministerio de Fomento) se ha empeñado en ampliar el Aeropuerto de Cuatro Vientos, dotando de más medios un aeródromo con una pista pequeña de 1500 metros, sin sistemas que permitiesen el aterrizaje de noche o en malas condiciones y que pretendía pasar de las 63.000 operaciones aeroportuarias (en 1999) anuales a las 177.000 previstas en el año 2015, llegando a estimar una capacidad para llegar alos 235.000 vuelos anuales (104 a la hora). Si se está interesado en el tema es sumamente ilustrativo el informe dossier elaborado por la Asociación de Vecinos de Carabanchel y la Plataforma PAU de Carabanchel.

El cambio de partido en el gobierno de la nación en el año 2004 no hizo cambiar los planes sobre Cuatro Vientos. Ni siquiera la existencia del PAU de Carabanchel; es más la zona residencial se veía como un estorbo. Uno de los responsables de Fomento se apresuró a negar en una comparencia en el Senado a instancias del representante de IU, Eduardo Cuenca, cualquier posibilidad de abandonar Cuatro Vientos.
Los numerosos accidentes provocados por aeronaves con destino o salida de Cuatro Vientos, el ruido y la contaminación aglutinaron la oposición de los vecinos de Carabanchel, Aluche, Leganés, Alcorcón ... Hasta el Alcalde de Madrid, Alberto Gallardón, solicitó -de manera un tanto oportunista-, el traslado de Cuatro Vientos; incluso adelantó la posibilidad de recalificar los terrenos para construir viviendas (qué original siempre, el alcalde constructor más importante de la historia). Por su parte la Comunidad de Madrid también solicitó su traslado y anexionar las 120 hectáreas ocupadas por el aeródromo al conocido Bosque Sur como una gran actuación forestal. Esperemos que ahora que ZP, José Luis Zapatero, se ha fijado (aunque sea tarde) que hay que plantar árboles, que salga la propuesta de Esperanza Aguirre y no la de los especuladores y listillos. Finalmente, en el año 2006, parece que el gobierno socialista ha tenido torcer el rumbo y ha marcado en su ordenador de a bordo los 40º 17’ N y 3º 43’ O con destino a la Base Aérea de Getafe

La pista del aeródromo militar getafense es el doble [de larga] que la de Cuatro Vientos (tres kilómetros) y está preparada para el aterrizaje y despegue a cualquier hora de la noche. Con un plan director redactado a quince años vista como el que se hizo para Cuatro Vientos es posible que en Getafe se puedan llegar a las 230.000 operaciones aeroportuarias al año mucho antes que los previsto en las instalaciones de Carabanchel.

El traslado del Museo de la Aviación a Getafe, proyecto que se ha encargado al arquitecto superstar , Norman Foster, conlleva, cómo no, el traslado de la Fundación Infante de Orleans. Esta Asociación está subvencionada por distintas administraciones entre las cuales cabe citar al propio Ayuntamiento de Getafe y a AENA. La Fundación organiza cada primer domingo de mes una exhibición con aviones antiguos; estos festivales aeronáuticos se trasladarán, puden creerlo, casi de inmediato a la base Aérea de Getafe. Suerte con las acrobacias.

Izquierda Unida se ha visto envuelta en una contradicción importante. Mientras batalló y lo sigue haciendo en contra de los aeropuertos de Cuatro Vientos y de El Álamo, apoyó con su voto local e incongruente la aprobación del convenio. Tras las primeras refriegas en la prensa local, por supuesto, en alguna de mirada independiente y crítica con el poder, Izquierda Unida, reculó, dicho esto en el sentido menos peyorativo. De sabios es rectificar. Incluso Gregorio Gordo se atrevió, aunque a toro pasado, a condicionar el aeropuerto civil de Getafe a la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Si esa era su excusa, por ignorancia, es una lástima. Si no es así, quedaremos a la espera. Los ciudadanos de Getafe se juegan más que los intereses opacos que apenas se vislumbran en la operación aeropuerto de Getafe. Otro informe ausente antes de la firma del convenio es el estudio acústico o "huella sonora" en el que, sobre un plano y centrados en la pista de aterrizaje y despegue se pintan lineas isofónicas (del mismo nivel de ruido). Estos informes, incáutos y crédulos ciudadanos, amigos y discrepante u hostiles lectores, se hacen y confeccionan a la medida de la propia AENA.

Por nuestra parte hemos preparado, conste que sin ninguna base experimental, sólo teórica y aproximada, lo que sería una "huella sonora" del Aeropuerto de Getafe.

Este asunto, y que nosotros creemos que convertirá en un puré la vida de numerosos ciudadanos, se la "refanflinfa" a los responsables de la idea y sobre todo a los responsables de AENA. Entre las consecuencias inmediatas que se desprenden de nuestra "huella sonora casera" es la afección de los cuarteles que el propio convenio establece como "pago" por abrir el aeropuerto a los vuelos ejecutivos y que el Ayuntamiento quiere, presuntamente, convertir en viviendas o en talleres para jóvenes artistas. La isófona de los 65 u 80 dB inunda totalmente la zona, incluyendo a la zona de La Estación, un plan urbanístico paralizado desde hace un par de años por culpa de los ruidos y de las altura de los edificios tan cerca de la base aérea. Esa es muy fácil. Los cuarteles se van a la porra como zona residencia. ¿Será eso lo que se pretende?

El futuro ir y venir de aeronaves, además del riesgo de accidente (dicen que es más seguro volar en avión que en coche, y una [m...] piruleta para el que se lo crea), provocará un aumento del ruido medio que sobrellevan los ciudadanos y del ya alto nivel de contaminación del municipio. A los niveles que se soportan y que se pueden ver en la tabla confeccionada por ruidos.org, según la base de datos del Censo de Población y Vivienda 2001, habrá que sumar bastantes puntos. Seguro que encabezamos todas las listas de polución, sea cual sea el contaminante. Desde hace algunos años, Getafe encabeza clasificaciones vergonzosas y perniciosas para la salud de sus vecinos. Ciudad contaminada, poco limpia, ruidosa... ¿Nos privamos de algo?



Por regla general, encomendarse a la Declaración de Impacto Ambiental o la repercusión de la "huella sonora" es como rezarle a "san canuto" para dejar de fumar o a "san cucufato" (los ... te ato) para encontrar las razones de tan errática decisión municipal. Los documentos a que nos hemos referido anteriormente los encarga la propia AENA y lo más probable es que los realice alguna empresa amiga (no queremos pensar mal antes de llegar a la conclusión). ¿Quién se arriesga a perder los enormes y voluminosos (en euros) contratos con el departamento de la ministra malagueña?

En el Plan Director que se había redactado para la ampliación del Aeródromo de Cuatro Vientos, en uno de sus apartados, se especificaba que "AENA, como promotor del proyecto, elaborará las isófonas para el escenario futuro, definidas por Leqdía 65 dB (entre las 7 y las 23 h,) y Leqnoche 55 dB (entre las 23 y las 7 horas) (...) en función de los resultados obtenidos (¡...sorpréndanse!), se elabore un plan de aislamiento acústico para las viviendas situadas dentro de las zonas delimitadas por las citadas isófonas..."

Para indagar sobre las causas de esta repentino decisión de la administración central y local, pasando de la Comunidad de Madrid, haremos como siempre, intentar seguir el rastro al dinero. No siempre es posible. Se trata de una de esas cosas que se escurre en las noticas como el agua sucia por el fregadero. Y seguro, que el dinero del que hablamos no es el mismo que asegura el primer edil getafense, y "alcalde de España", recibirá nuestra localidad por aguantar los privilegios de una pandilla de empresarios ostentosos y especuladores. No seamos hipócritas, carajo. A quién le amarga un dulce...

El convenio está firmado a tres bandas, de forma precaria (sin la Declaración de Impacto Ambiental ni el mapa de contaminación sonora, sin exposición pública, sin posibilidad de realizar alegaciones,...) por el Excelentísimo Alcalde Pedro Castro, el Jefe del Estado Mayor del Aire (que como buen militar va donde le manden), D. Francisco José García de la Vega y por el Presidente-Director de la Entidad Pública Empresarial AENA, D. Manuel Azuaga Moreno. Y claro, a "pedrito" ya le conocemos; el general, a lo que mande su señoría; y nos queda, el Presi-dire de AENA, Manuel Azuaga Moreno.

Lo peor de rascar la roncha es cuando llegas al hueso; y ya no puedes seguir. Manuel Azuaga Moreno parece que no tiene méritos especiales para ocupar el cargo que ocupa, salvo que es malagueño, como la ministra Magdalena Álvarez; la llaman "Maleni".

Visto el triste curriculum del Presi-dire de AENA, no hemos podido evitar, cuando menos, el interesarnos por otras actividades de este señor, ya que lo suyo no parecían ser los avioncitos, ni siquiera de niño. Manuel Azuaga Moreno dirige, desde finales de abril de 2004, las empresas públicas AENA y Centro Logísticos Aeroportuarios SA. Hasta ahí, sólo objetar las dudas sobre el merecimientos de los cargos que ostenta. Pero, hay que asombrarse con el dedo que araña.

Además de ser miembro de Consejo de Administración del Club de Baloncesto de Málaga (Unicaja), por su historia como trabajador de esa caja andaluza, fue apoderado en la constitución (año 1.999) de Unema, Promotores Inmobiliarios, SA.

Manuel Azuaga Moreno fue nombrado consejero de la sociedad Ingeniería y Economía del Transporte, SA el día 2 de julio de 2004 (fecha de inscripción en el Registro Mercantil). Se trata de una empresa privada más conocida en ambientes aeroportuarios y ferroviarios como Ineco, SA (no perdió el tiempo el bueno de Manuel). Basta una rápida mirada a la web de esta empresa para comprobar las implicaciones y adjudicaciones del Ministerio de Fomento, y en especial de AENA. No sabemos si su situación laboral y político, como cargo de confiaza, será incompatible con el cargo de consejero de una empresa que se beneficia y se lucra con las adjudicaciones de AENA, entre otras la de la ampliación del aeropuerto de Málaga. Puede que sea legal, doctores tiene la iglesia que dictaminen eso, pero... ¡qué cara más dura tiene el personal! Joder, si duele y todo.

Imaginen, caros lectores, qué empresa es la responsable del proyecto del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona o de la ampliación del Aeropuerto de Barajas. Y además, está especializada en "combatir" el ruuuuuido que provocan los aviones . Impresionante. Casi se me acaban las palabras. Y dicen que no tiene méritos. Anda que no es listo.

Echemos la cartas, y adivinemos qué empresa podría ser la encargada de realizar la Declaración de Impacto Ambiental, el Mapa Sonoro o las correcciones de aislamiento acústico a las viviendas que se incluyan en la línea maldita de los 65 decibelios. Además, qué bueno, habrá que aislar varios colegios de la Avenida Fuerzas Armadas, el Instituto Puig Adam, el polideportivo de San Isidro, trasladar una gasolinera situada a escasos treinta metros de la puerta de la base aérea y a pocos más de la pista de aterrizaje. Ya empieza a oler a dinero. ¿Se entiende? Señor, danos paciencia, señor, para luchar sin pausa. Señor no queremos lo que quieren que tengamos que querer los pobres ciudadanos. Ay señor, ...(triste oración)

Hemos preparado un pequeño vídeo basado en imágenes de Google Earth en el que se puede comprobar la ubicación de la base aérea y de la pista de aterrizaje.

video

Sin embargo no nos ha satisfecho demasiado y hemos decidido volar sobre Getafe. Entra en Google Earth (puedes descargar la versión gratuita aquí), teclea Getafe y dale al botón volar hasta... Cuando el programa se detenga sobre nuestra ciudad teclea Ctrl + Alt + A (o pincha en "Simulador" del menú "herramientas"). Elige el avión que prefieras el F16 (muy rápido) o el SR22, más apropiado, un avión con una hélice para cuatro pasajeros. Antes de iniciar el vuelo coloca una "marca" sobre la pista de la base aérea para ubicarte en el cielo de la zona sur madrileña; de lo contrario acabarás, con bastante suerte, en Villarejo de Salvanés o en Perales de Tajuña.

Asegúrate que está seleccionada la opción "vista actual". Y... elige dónde te arreas el tortazo. Nosotros hemos intentado aterrizar en la misma base aérea y hemos estado cerca, aunque acabamos con los sesos hechos papilla en la misma pista de aterrizaje. Antes nos habíamos estrellado en el barrio de Loranca, en la M-50 (cerca de Arroyo Culebro) y en Getafe Norte. No parece que nuestro destino hubiera sido de ninguna manera emular la vida de los grandes aviadores. Te invito a volar sobre tu lugar de vacaciones o sobre ciudades como Florencia o París. Suerte con la cúpula de Santa Maria del Fiori, no vayas a dejar a la humanidad sin la obra de Brunelleschi.

Si eres un experto o has hecho algún cursillo puedes intentar, incluso, despegar de Londres, Montpellier o Zurich [ncluso de más lejos] y llegar a Getafe. Si, por el contrario, lo que te va es el telescopio y no los aviones, utiliza la opción "Cambiar a cielo" y disfruta de las imágenes de la cúpula celeste y de constelaciones como Andrómeda, Casiopea o Perseo. Estos de Google son la re....leche.

Pero dejemos el divertido mundo de google. Entre los asuntos que nos han llamado la atención del convenio aprobado por el Pleno del Ayuntamiento entre los Ministerio de Fomento (AENA), Defensa y Ayuntamiento de Getafe destacan dos. La primera es que el Ayuntamiento de Getafe "facilitará al Ministerio de Defensa y a AENA condiciones especiales para el acceso de sus empleados al Museo" ¿No suena, ciertamente, franquista este privilegio? ¿Y los jodidos ciudadanos de Getafe que aguantarán el ruido y sufragarán la mayor parte del Museo...?

La otra cuestión que nos ha llamado poderosamente la atención es que "el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Getafe 10 metros lineales de terreno colindante a la base en el Camino del Cementerio para las obras de rehabilitación, mejora y acondicionamiento de dicha vía.." Y se asegura de cara a la prensa que se pretende hacer un "bulevard" cuando lo que en realidad quieren decir, o al menos hacer, es una autovía de salida para que los vehículos caros y lujos de los usuarios de la aviación ejecutiva salgan rápidamente de Getafe hacia la A-42 o la M-50. ¡Serán mentirosos...! (ver linea verde en el plano de las isófonas; está clarísismo).

Por cierto, anoten en su agenda el teléfono para quejas por ruido de aviones: 91 393 67 10; fíjense, pues no es gratuito. Asi que quéjense poco. Feliz año bisiesto.