Google+

18 de febrero de 2007

La educación del príncipe o princesa


El pasado viernes elbuzón.es publicó que Margarita Nájera, ex alcaldesa de Calviá (Mallorca), podría estar detrás de la agencia de publicidad que resultará adjudicataria en el concurso convocado por el Ayuntamiento de Getafe para difundir entre los vecinos su "Plan de la Vivienda". El mismo viernes, vista la filtración, se forzó desde alcaldía la firma del informe técnico y de la propuesta de adjudicación a la oferta más cara de las tres que se han presentado. El truco para la adjudicación a dedo está en el informe técnico; en lo subjetivo; en la predeterminación de pagar a alguien 350.000 euros por una campaña de publicidad que a la vista de la arbitrariedad de la decisión parece tener un objetivo distinto al anunciado.

El periódico de Raúl Heras, Crónica de Getafe, había anunciado hace ya algunos meses la intención de Pedro Castro de privatizar el gabinete de prensa e imagen municipal, dando, así, vía libre al desembarco mercenario en Getafe de la ex alcaldesa de Calviá. El precio de sus servicios: un millón de euros. La señora es muy cara; o se cree muy buena consultora, o el pago se debe a servicios aún desconocidos. Muy buena, en lo suyo, será, pero lo cierto es que sus conocimientos le valieron de poco para mantener el gobierno en sus vastos territorios.

Margarita Nájera Aranzabal perdió las últimas elecciones municipales celebradas en mayo de 2003. El PP le superó por 242 votos de diferencia y, con la ayuda del edil de Unió Mallorquina (UM), le arrebató la alcaldía y el gobierno municipal. El empate técnico de las municipales de 1995 en las que el PP superó al PSOE en 46 votos (diez a diez concejales) permitió a Nájera continuar en el gobierno del municipio gracias al único concejal de Izquierda Unida. Vista la situación política del municipio turístico, Margarita Nájera contrató a la empresa catalana Estrategia Local, S.A. que asesoró al gobierno municipal de cara a los comicios de 1999 en los que obtuvo una victoria sin paliativos (12-8-1) y en los que desapareció de la corporación municipal Izquierda Unida que fue sustituida por el partido de la internacional liberal UM.

Calviá se constituyó durante la última legislatura de Margarita Nájera en paradigma de la confrontación entre el Partido Socialista y el Partido Popular. A los "logros" publicitarios de la alcaldesa con la Agenda 21 y las espectaculares imágenes de los hoteles derribados en primera línea de playa, hay que restar los numerosos casos de corrupción denunciados por la oposición. Hasta siete querellas por presuntos delitos ha tenido abiertas en los juzgados. Al día de hoy, archivados algunos por la justicia, le quedan pendientes dos en primera instancia y otro que la acusación piensa recurrir en instancia superior.

Calviá y Getafe comparten una cierta imagen de ciudades corruptas; una imagen que se proyecta a través del ex marido, en un caso; y del ex concejal de urbanismo, en el otro. Es posible que las actuaciones de ambos gobiernos municipales y regidores en sus respectivas ciudades no sean delictivas o ilegales, pero sí pueden catalogarse como poco éticas o de dudosa moralidad; hasta Pedro Castro calificó como poco ético en enriquecimiento de sus ex concejales.

Entre las "hazañas" de Margarita Nájera están la compra de ropa y joyas a costa del presupuesto municipal, el pago con la visa municipal de comidas, regalos en el Corte Inglés, viajes en helicóptero en Nueva York, etc... Entre las causas pendientes, archivada en primera instancia, está el presunto cohecho al "asesorar" a una de las empresas de su marido, Manuel Barajas Rico, en aquél momento, con el que estaba casada en régimen de separación de bienes y hoy, finalmente, definitivamente divorciados, en la adquisición a precio de saldo de una finca propiedad del adjudicatario de la recaudación municipal; otros casos son la construcción de un centro comercial proyectado por una sociedad el mismo adjudicatario municipal en la que participa, solicitando la licencia de obras, y como arquitecta la hermana de la alcaldesa, Isabel Nájera; la hija de la alcaldesa, Ainhoa Barajas Nájera, figura como apoderada en una de las empresas del marido. La literatura en internet sobre Nájera es muy extensa. Y controvertida. Una joya.

Las empresas constituidas por el ex marido de Margarita Nájera, cuatro en total, están en la actualidad "de baja" y "cerradas las hojas de anotaciones" en el Registro Mercantil por no depositar las cuentas oficiales, por no adaptar sus estatutos de sociedad limitada o por incumplimiento de las obligaciones fiscales, a petición de la Administración Tributaria. No es difícil encontrar boletines oficiales con las deudas y embargos del ex marido de la alcaldesa. Bueno, parece que es un desastre como hombre (de negocios). Si alguna vez le asesoró la esposa, no resultó eficaz, que digamos. O sería otra cosa .

Entre las causas pendientes de resolución judicial se encuentra el denominado caso "Estrategia Local" en el que el PP, entonces en la oposición, acusó a Nájera de falsedad documental, prevaricación y malversación de fondos públicos por los contratos a una sociedad asesora y por la elaboración de un documento que contenía las actuaciones que debería emprender el gobierno municipal de Calviá para ganar las elecciones de 1999.

Estrategia Local, SA es una consultoría de estrategia, recursos, organización y comunicación para el sector público, domiciliada en Barcelona y cuyo administrador único es el abogado Albert Calderó Cabré, funcionario de la Corporación Metropolitana de Barcelona (1974-1980) y Director de los Servicios de Organización y Personal del Ayuntamiento de Terrassa (1980-83), antes de constituir en 1987 la empresa que también dirige. Parece clara, a pesar del código ético declarado en la web de la empresas, una clara tendencia o simpatía política por el socialismo catalán.

Durante el gobierno de los socialistas en el Ayuntamiento de Calviá, Estrategia Local obtuvo numerosos contratos para la elaboración de informes y trabajos de consultoría y asesoría en diversas áreas del ayuntamiento, contratos que la alcaldesa renovaba sistemáticamente. Sólo entre los años 1999 y 2002, la empresa de Albert Calderó cobró 650.000 euros.

El "documento Maquiavelo" era una relación de directrices y propuestas elaboradas a partir de una reunión que mantuvieron en el ayuntamiento de Calviá, la alcaldesa Margarita Nájera, el primer teniente de alcalde, Antoni Manchado y el propio Albert Calderó para diseñar la estrategia a seguir para ganar las elecciones municipales de 1999. Y las ganó, como lo hacían los príncipes civiles del renacimiento; o princesas. Con el "libro de instrucciones" y la certeza de que lo único importante es mantener el poder, más allá, incluso en contra, de las virtudes que se le atribuyen al gobernante.

El abogado y administrador único de Estrategia Local, Albert Calderó Cabré, experto en teoría política, posee una sólida formación humanística que le ha llevado a ofrecer seminarios de formación, escribir artículos de especial interés y a editar una colección de libros de autores españoles de los siglos XV al XVII preocupados por el gobierno de la ciudad y la educación del príncipe. Entre las ediciones prologadas por el mismo Calderó destacan "Espejo de príncipes" (escrito en latín entre los años 1437 y 1441), de Pedro Belluga Tous (Ed. Estrategia Local. 2000) y "El concejo y los Consejeros del Príncipe" (1559), de Fadrique Furió Ceriol (Ed. Estrategia Local. 1998). Un cualificado maestro de los nuevos príncipes del siglo XXI, los alcalde, y experto de lujo (por sus honorarios) en consejos "maquivélicos" y otras directrices electorales.

El informe "Maquiavelo" proponía "hacer una diferenciación entre ´mallorquines conservadores´ (MC) e ´inmigrantes progresistas´ (IP) y actuar de forma diferente de cara a uno y otro colectivos. En otro punto se dice que hemos de aprender a no decir la verdad a la gente, sino lo que convenga en cada momento". Uno de los apartados que causó más polémica del documento fue el que se refiere al control del censo. Textualmente se afirma. "Es necesario un control permanente del censo... hay que frenar la tendencia demográfica actual; frenar la llegada de nuevos residentes MC y potenciar 3.000 viviendas sociales".

Finalmente, Margarita Nájera, no fue capaz de ganar el pulso para mantener el gobierno y tras el resultado de la últimas elecciones municipales en las que perdió la mayoría absoluta, renunció al cargo de concejal dejando en su lugar, como jefe de la oposición, a Antoni Machado. Cuatro meses después, el mismo día 17 de septiembre de 2003, constituyó dos empresas, domiciliadas las dos en la madrileña calle de Ronda de Segovia. Se trata de Innova 21, SL e Innova Gestión de Proyectos, SL. Su objeto social es el mismo.

Las dos empresas tiene como fin social (el mismo que Estrategia Local) la elaboración de informes y la realización de actividades de asesoramiento y gestión en temas técnicos, científicos, jurídicos, económicos, empresariales, artísticos y culturales. Con la primera quiere dedicarse a asesorar a los ayuntamientos sobre la Agenda 21, un programa de Naciones Unidas para fomenar la sostenibilidad en las ciudades. Con la otra sociedad quiere emular al maestro Calderó. Ella se cree una alumna aventajada. Al poco de constituir las sociedades, el 2 y 3 de diciembre, ya tenía previsto impartir un seminario contratado por la Federación Española de Municipios: "La Agenda 21 para Municipios Turísticos".

En el folleto remitido a los Ayuntamientos comunicando la celebración del seminario, aparecen como profesores y socios de la empresa asesora Innova 21, Margarita Nájera y, oh sorpresa, el ex primer teniente de alcalde y actual líder de la oposición Antoni Manchado. No tienen vergüenza. En el folleto aparece un tercer profesor, Fernando Monar Rubia, experto en Dirección y Planificación de la calidad.

Actualmente, Margarita Nájera es colaboradora de la ministra Cristina Narbona; es miembro del Comité Federal del PSOE; está relacionada con el marido de Ruth Porta (mallorquina ella), Enrique Benedicto Mamblona, contratado como "asesor financiero" de Nájera en la primera y segunda fase de construcción del Paseo que lleva el mismo nombre que la ciudad. En octubre de 2005, el ministro catalán Jose Montilla le concedió la Medalla al Mérito Turístico, en el sector público. Les da igual si alguien está imputado en delitos o no. El hecho es que te lo agradezco; te lo devuelvo. ¿El qué? No sabemos.

A cien días de las elecciones municipales de mayo de 2007, tanto Estrategia Local, SA como Margarita Nájera Aranzabal han vuelto a coincidir (¿podría ser casual?) ahora en Getafe. En el curriculum de Albert Calderó Cabré figura su intervención en proyectos de consultoría y cursos de formación impartidos en Getafe. El pasado mes agosto de 2006 el Ayuntamiento de Getafe adjudicó a Estrategia Local, SA un contrato por valor de 200.000 euros, a desarrollar en 2006 y 2007 ( menos de año hasta las elecciones) para "la adecuación del sistema de gobierno y la estructura administrativa a las disposiciones de la legislación sobre grandes ciudades con la finalidad de incrementar la eficacia en la acción de gobierno, la participación ciudadana y la modernización institucional". Si ustedes han visto más moderno, agil y eficaz al Ayuntamiento y al gobierno municipal de Getafe sepan a quién responde el cambio y quién se merece el mérito. Si no fuera así, también conocen desde ahora quién se lleva un buen pellizco de los presupuestos getafenses; esperemos, al menos, que no sea para un nuevo encargo de naturaleza maquiavélica. ¿Qué tal sonaría un informe Don Fadrique?

Con respecto a la ex alcaldesa, aparece por la capital del sur de Madrid para asumir, privatizado ya, funciones de mando en el gabinete de comunicación del ayuntamiento y en del propio Pedro Castro. Hace tiempo que el alcalde de Getafe está necesitado de un toque femenino que no le transmiten ni la jefa del gabinete de alcaldía u número dos de la lista electoral socialista, Sara Hernández, ni el resto de concejalas, ni todas las mujeres juntas que trabajan en el gabinete de prensa , imagen y diseño municipal.

Esa mirada y esa alegría delirante, puro gesto de márquetin político, es lo que busca el PSOE de Getafe en Margarita Nájera. Y es que están perdidos. Desorientados. Un toque femenino, como remolino fugaz, que incluye nueva decoración de la casa, "flores en la mesa", limpieza en salón, orden en el armario, sonrisas fingidas, tinte para las canas, crema para las arrugas y un cierto rejuvenecimiento físico y moral con pastillas de colores, como las farolas.

Como la privatización del Servicio Municipal de Comunicación traería aparejados algunos problemas con las personas que desde hace más de veinte años vienen mejorando y repitiendo hasta la saciedad la cara de su jefe, y con el socio de gobierno municipal, Izquierda Unida, el PSOE de Getafe ha optado por desviar los pagos debidos a la ex alcaldesa a través de la adjudicación a una agencia de publicidad nacional de reconocido prestigio de un concurso para publicitar una inexistente política de vivienda y pagar por o para ello la desorbitada cifra de 350.000 euros. Lo de Margarita está claro; lo que no se entiende es el papel de la agencia al mezclarse en la pelea por el poder del príncipe. Y lo de Izquierda Unida, menos. Sin duda es una apuesta. Que se puede perder. En Calviá ya pasó. IU desapareció de la política municipal. La campaña de publiciad es, o lo parece, irrelevante.

Entre la ex alcaldesa, Margarita Nájera, y el administrador de Estrategia Local, Albert Calderó, están asesorando a Pedro Castro, intentando "educar al príncipe" equivocado, imagen viva del papa Alejandro VI, al que define, perfectamente, quinientos años antes el propio Nicolás Maquiavelo en relación con su desmedida afición a la mentira como forma de gobierno. Su hijo, no el del alcalde, Cesar, es el modelo del príncipe que viene, el del renacimiento.

Pensemos en lo inútil que puede resultar rejuvenecer al viejo gobernante y no aprovechar el tiempo para que el tutor eduque a un nuevo príncipe [o princesa]. Desterremos lejos a Lucrecia Borgia. Sí. Seguro. ¿No te parece, caro lector, que resulta imposible pasar de un "príncipe civil", que accedió al poder mediante la concesión del voto de los ciudadanos, a un "principe heredero", como designación nepotista, retrocediendo la ciudad [estado/cortijo] hacia un pasado más feudal, anquilosado y oscuro, como si estuvieramos en Roma, Florencia o Bolonia en el año 1494? Necesitamos el futuro, aire fresco y olvidar la peste y la corrupción que mata a la sociedad. El cardenal Giuliano Della Rovere vigila permanentemente las fechorías de su santidad, aún con miedo. ¿Quién es nuestro César Borgia?

----------------------------------------------------------

1 comentario:

Pepito A. Serrín dijo...

Hola me gustaría invitarte a mi cuaderno de bitácora.
http://www.getafeexpres.blogspot.com/
un saludo
Pepito A. Serrín